Agua Medio ambiente

El uso racional del agua subterránea

Los hidrogeólogos insisten en que el agua subterránea almacenada en los acuíferos es un recurso de primera necesidad, imprescindible para el abastecimiento de la población, para regadío e industria, y para el sostenimiento de muchos ecosistemas y piden una buena gestión para ayudar a mitigar el cambio climático.

En España se destaca que las aguas subterráneas, dada su capacidad de regulación natural, “pueden ayudar a mitigar los efectos del cambio climático, especialmente en épocas de sequía“.

Así lo afirma el director del Centro de Hidrogeología de la Universidad de Málaga (Cehiuma), Bartolomé Andreo, que insiste en la necesidad de avanzar hacia un aprovechamiento racional de los acuíferos.

Como principales conclusiones de este encuentro, los investigadores señalan la necesidad de definir los límites y la geometría de los acuíferos, además de caracterizar su funcionamiento hidrogeológico, siempre a partir de métodos específicos adecuados, que combinen las técnicas convencionales con otras más modernas.

“En un contexto de cambio climático, en el que la escasez de recursos hídricos es cada vez más patente, la hidrogeología, ciencia que estudia las aguas subterráneas, está llamada a aportar soluciones para cuantificar adecuadamente los recursos disponibles y caracterizar, e incluso modelizar, el funcionamiento de los acuíferos”, ha apuntado Andreo.

El catedrático ha afirmado que “solo así se podrá llevar a cabo una adecuada gestión y protección de las aguas subterráneas compatible con un desarrollo sostenible”.

Sobreexplotación

La sobreexplotación de estas reservas estratégicas de agua fue, por tanto, otro de los temas abordados en el congreso. Algunos resultados evidenciaban que, en países como China, España y otros mediterráneos, el aprovechamiento de acuíferos costeros ha provocado intrusión marina y salinización del agua extraída mediante bombeo por la mezcla del agua subterránea y la del mar.

“La calidad de las aguas subterráneas se deteriora prácticamente al mismo tiempo que se produce el desarrollo de la actividad humana”, asegura Andreo, quien añade que el impacto de la agricultura y de las grandes urbes es cada vez más notorio. “Resulta imprescindible su protección, implementar medidas de gestión encaminadas hacia su almacenamiento sostenible”.

Importancia económica

Las implicaciones socioeconómicas de las aguas subterráneas, por último, también fueron objeto de análisis por los expertos, que constataron cómo en España, por ejemplo, su importancia económica es un hecho demostrable en todo el ámbito mediterráneo, donde actividades como la agricultura y el turismo cubren buena parte de su demanda de agua a partir de estos recursos subterráneos.

De hecho, los regadíos más productivos suelen ser los que mayoritariamente se riegan con agua subterránea.

“La reciente transformación agrícola andaluza del riego del olivar, que tradicionalmente ha sido de secano, se ha basado, en gran medida, en el uso de aguas subterráneas”, ha señalado el profesor de la UMA, que insiste en la necesidad de tomar medidas urgentes en este sentido.

Para ello, Andreo demanda que se cuente con un inventario actualizado de pozos, así como de redes dotadas para el control del nivel piezométrico y de los volúmenes bombeados, pero también de la calidad del agua.

Igualmente, insiste en la importancia de crear comunidades o asociaciones de usuarios de acuíferos, en las que deben estar presentes los profesionales de la hidrogeología.

Vía: elagoradiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *