Un país prohíbe los plásticos biodegradables

Un país prohíbe los plásticos biodegradables

- en Derecho ambiental, Medio ambiente
17
0

Cuando se trata de plásticos, hay controversia en todos los rincones. A favor, en contra, monitoreando costos o monitoreando el medio ambiente, muchos factores han surgido en el momento histórico.

Países como Australia están apostando por lo que queda para reducir los plásticos de un solo uso, y sus políticas prohíben el uso de plásticos biodegradables. Esta prohibición puede causar confusión temporalmente. ¿Cómo prohibir el uso de productos biodegradables al apostar por el medio ambiente? El hecho es que, a partir de un análisis más profundo, esta es una medida muy acertada.

2021 es un año importante para la naturaleza, a lo largo de los meses distintas autoridades de todo el globo terráqueo tomarán decisiones importantes respecto al medio ambiente. Será un año lleno de acciones para intentar revertir las consecuencias del calentamiento global, muchas medidas se tomarán para alcanzar este objetivo en conjunto de todas las naciones.

Australia por su parte, se ha tomado muy en serio esta responsabilidad y por ello lanzó su primer Plan Nacional de Plásticos, donde incluye pasos para eliminar los plásticos problemáticos, mantener las playas libres de ellos, apoyar la innovación de diseño de productos sostenibles y cambiar a plásticos más fáciles de reciclar. Dentro de este último punto incluye la prohibición de plásticos biodegradables, ¿por qué?

Las investigaciones han demostrado que el plástico biodegradable no es necesariamente mejor que el plástico convencional. Lo que sucede en realidad es que el plástico biodegradable se degrada, sí, pero no de forma sostenible. Bien sabemos que la materia no desaparece de la nada como por arte de magia. En cambio, pasa por un proceso en donde los materiales se descomponen y terminan en formas quizá no visibles para el humano, pero no significa que no estén presentes en el ambiente.

La triste realidad detrás de los plásticos biodegradables

La triste realidad detrás de los plásticos biodegradables es que estos son plásticos tradicionales de combustibles fósiles. La única diferencia es que logran degradarse, más no biodegradarse. Incluso algunos de ellos se oxodegradan, es decir que sus componentes pasan a convertirse en pequeños fragmentos casi imperceptibles, llamados microplásticos que son todavía un problema más grande.

Los plásticos degradables puede que desaparezcan de nuestra vista, pero esto no significa que no anden por ahí rondando haciendo de las suyas en la naturaleza. Siguen siendo peligrosos, sólo que de manera diferente. Lamentablemente para que un plástico lleve esta etiqueta, sólo se requiere que un 20% de sus compuestos provengan de material vegetal, lo demás proviene de resinas plásticas, combustibles fósiles y aditivos sintéticos. Así que no es suficiente para volverlo inofensivo.

Prohibición de plásticos biodegradables

Toda esta falsa idea de la degradación de plásticos aparentemente sostenibles, ha llevado a desviar los objetivos hacia descuidadas prácticas medioambientales. Australia ha dicho que trabajará para que el “100% sean reutilizables, reciclables o compostables” para 2025, como consecuencia ha prohibido los plásticos biodegradables que de nada sirven para aminorar el impacto al medio ambiente.

plásticos biodegradables

Y pese a que muchos aplauden su decisión, otros cuestionan la medida de compostar plásticos. Esta práctica estaría llevándonos más o menos al mismo lugar que los plásticos biodegradables. La diferencia más clara es que los compostables sí que tienen que pasar por un estándar de certificación. No obstante, para que suceda el compostaje se requiere de condiciones específicas que no siempre se tienen.

En camino hacia la sostenibilidad

Lo cierto es que a pesar de que los plásticos llevan ya algunas décadas en funcionamiento, parece que la humanidad es primeriza en tratar de solucionar estos problemas. Cada día se realizan investigaciones al respecto, para comprender mejor el comportamiento de nuestros desechos.

Australia lidera las prácticas de eliminación de plásticos de un solo uso. Está apostando todo lo que tienen para aminorar los impactos causados al medio ambiente. Quizá con el tiempo deba ajustar sus medidas, lo cierto es que es un ejemplo a seguir para todo el mundo que debería estar más preocupado por aminorar estas problemáticas.

Vía: https://ecoosfera.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

«Evento de Terminación»: el nuevo ciclo solar que inquieta a la ciencia

“Algo grande puede estar a punto de suceder