Curiosidades y rarezas Medio ambiente Polución ambiental Tecnología

Un cementerio subterráneo de autos abandonados

Bajo tierra para una pequeña localidad de Gales, está esta antigua mina que se convirtió en un basural . Ahora es un lugar de encuentro para exploradores que buscan captar imágenes únicas.

La Cueva de las Almas Perdidas (conocida en inglés como Cavern of Lost Souls) es una mina abandonada que se descubrió hace un par de años y que se convirtió en un lugar muy atractivo para exploradores y youtubers. Pero, ¿qué tiene de especial este sitio? En su interior alberga cientos de autos y electrodomésticos que una población decidió tirar en los años 60.

Este curioso basural subterráneo tiene una profundidad de más de 30 metros y se encuentra bajo una montaña de Ceredigion, en Gales. La cueva formaba parte de la antigua mina de pizarra de Gaewern, que fue abandonada en los años 60-70, tras 124 años de explotación.

Al poco tiempo los habitantes de Corris Uchaf encontraron esta cavidad y empezaron a utilizarla como un enorme tacho de basura, donde abandonaron autos, electrodomésticos y demás chatarra. Por desgracia también los alrededores y la entrada de la cueva están repletos de neumáticos y basura.

En las redes sociales se pueden encontrar varias fotos de este lugar, que se ha convertido en un punto de referencia para aquellos que disfrutan de la exploración y la aventura.

Aun así, por lo que han comentado las personas que visitaron la cueva, no es un lugar seguro para visitar, ya que es habitual que se desprendan trozos de pizarra y su acceso, debido a la profundidad, es muy resbaladizo e inestable.

Vía: weekend.perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *