Curiosidades y rarezas Travel

Un cementerio de ballenas en medio de las pirámides de Egipto

Lo que hoy es desierto, en el pasado fue un mar. Rocas de arenisca dorada e interminables dunas componen el paisaje de la cuenca desértica de Wadi Al Hitan.

El Fayún, a unos 100 kilómetros de la bulliciosa ciudad de El Cairo, es el oasis más grande de Egipto y un sitio que bien merece la pena visitar. Este verde valle en medio del desierto ofrece magníficas pirámides que, a diferencia de las de la necrópolis de Guiza, pueden visitarse sin estar rodeado de multitudes. Los alrededores del oasis son ricos en yacimientos arqueológicos. Uno de los más importantes es el que alberga los restos de la imponente pirámide de Meidum. Los turistas acceden al templo funerario de más de 4.500 años de antigüedad a través de un estrecho pozo de 40 metros de largo. Lo hacen solos, ya que los guardias y los guías se quedan afuera. 



En la cámara funeraria el silencio es abrumador. Esta nunca ha sido utilizada y parece una cueva en la que ahora revolotean los murciélagos cegados por el flash de las cámaras. El atractivo para el turista: la sensación de aventura y riesgo, una experiencia al estilo de un Indiana Jones en busca de un tesoro secreto. Esta osada visita merece la pena, especialmente desde una perspectiva histórica: el faraón Seneferu (o Snefru, 2600 a.C.), su constructor, fue nada menos que el padre del famoso Keops. La pirámide Meidum constituyó en su momento una innovación arquitectónica de las pirámides escalonadas de la época. El gran faraón, sin embargo, no quedó satisfecho con Meidum, y es muy probable que nunca usara el edificio como monumento funerario: a Medium le siguieron dos pirámides más.

0309_oasis

Dentro del perímetro de la cuenca del oasis hay otras tumbas de faraones que son absolutamente dignas de ser vistas. Una de ellas es la pirámide de Hawara, del faraón Amenemhat III (c. 1800 A.C.). A primera vista, este monumento decepciona un poco, ya que el complejo se ha derrumbado parcialmente y ha perdido su altura original de 58 metros: y esto pese a que la pirámide Hawara es una de las más jóvenes de Egipto, construida muchas décadas después de Meidum y de las de Guiza, cerca de El Cairo. ”Aquí puedes ver lo que hicieron mal”, explica el guía Mohamed Saad Khedr. La pirámide de Hawara fue construida a partir de pequeños ladrillos de adobe fácilmente transportables. ”Pero con el tiempo muchos ladrillos comenzaron a desintegrarse, y
algunas partes de la pirámide se derrumbaron”. Tampoco se puede visitar la cámara funeraria, ya que está inundada. 



El río Nilo es la arteria principal del oasis de El Fayún, una cuenca surcada por exuberantes campos verdes rebosantes de trébol blanco, palmeras datileras, frutas y verduras. En esta región, la agricultura sigue siendo trabajo manual, y los campesinos trabajan su tierra con arados tirados por mulas. Un sinnúmero de canales y pequeños lagos artificiales atraviesan el paisaje. El verde oasis limita al noroeste con el lago Qarun, de 230 kilómetros cuadrados, destino muy popular entre los egipcios para excursiones de fin de semana y con hoteles de todas las categorías de precios para aquellos que prefieran pasar un poco más de tiempo en la región. 

El Fayún es una región muy pobre y conservadora, pero, pese a las diferencias culturales, los turistas son recibidos con brazos abiertos. Muchas agencias de viajes ofrecen excursiones de un día como parte de sus paquetes de viajes a Egipto. Sin embargo, estas se limitan a menudo a la capital del mismo nombre, Fayún, y a visitas guiadas a los mercados tradicionales y a antiguas norias de poco interés. Con un poco más de tiempo se recomienda visitar la ciudad a pie o en un coche de caballos. 

0309_oasis5

Desde la ciudad de El Cairo se puede realizar otra interesante excursión que transporta a los turistas hacia un punto más remoto de la historia de Egipto, mucho antes que la época de los faraones. Donde hoy hay desierto, hubo una vez un océano: se trata de la cuenca desértica de Wadi El Hitan, el Valle de las Ballenas, hace millones de años cubierto de agua y habitado por cetáceos y otros animales marinos. En las rocas de arenisca roja y dorada de esta árida extensión sembrada de dunas aún hay innumerables restos fósiles del suborden de los arqueocetos, los ancestros de las ballenas.

Los visitantes pueden admirar algunos de ellos en el moderno museo de este Patrimonio Mundial de la UNESCO, recientemente inaugurado, o bien realizar un recorrido a pie por un sendero marcado con piedras y descubrir los restos de los antiguos cetáceos sobre las rocas y la arena. Para el viaje se recomienda elegir un conductor con un vehículo 4×4. En la primera etapa del recorrido los lagos se suceden uno tras otro: Egipto es un país desértico con mucha agua. 

El oasis también tiene mucho que ofrecer a aquellos que prefieran quedarse en sus alrededores. Por ejemplo, una visita al templo funerario de El Lahún, construido por el faraón Sesostris II (c. 1800 a.C.). Esta también es una pirámide de ladrillos de adobe y como tal también ha sufrido deterioros causados por el paso del tiempo. El pozo de acceso, de aproximadamente 30 metros de profundidad, y el impresionante pasaje hacia la cámara funeraria están abiertos al público desde julio de 2019, y por primera vez después de 4.000 años. 


La Pirámide Roja, en la región de Dahshur, también forma parte del programa estándar en las inmediaciones del oasis. También en Dahshur: la Pirámide Romboidalque se ha reabierto a mediados de 201 después de más de 50 años de trabajos de restauración. Si bien requiere una buena condición física, la caminata hasta su cámara funeraria es una de los más impresionantes de Egipto. Tampoco faltan los murciélagos.

Cuenca de El Fayún

Cómo llegar: a Fayún se llega fácilmente en coche desde El Cairo. Las agencias de viajes alemanas y egipcias ofrecen principalmente excursiones de un día (visitas más prolongadas solo con reserva previa). Alojamiento: muchos turistas pernoctan junto al lago Qarun o, por ejemplo, en la aldea de artistas Tunis, donde hay hoteles de todas las categorías. 

Vía: weekend.perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *