Astronomía Ciencia Curiosidades y rarezas

¿Tuvo la Tierra dos lunas?

Esta es una de las preguntas que se han hecho los científicos desde hace tiempo. La NASA da algunas ideas sobre esta hipótesis.

¿Nuestro planeta alguna vez tuvo dos lunas? Algunos investigadores lo dicen. Además, el satélite perdido aún podría estar allí, salpicado al otro lado de la Luna. La misión GRAIL de la NASA podría ayudar a confirmar o refutar la hipótesis de las “dos lunas”.ddd

¿Hubo alguna vez dos lunas iluminando el cielo nocturno de nuestro planeta? Una inquietante pregunta que podría tener una respuesta afirmativa, según el trabajo que Erik Asphaug, científico planetario de la Universidad de California en Santa Cruz, y Martin Jutzi, de la Universidad de Berna, exponen estos días en un simposio de la Royal Society sobre nuestro satélite.

La segunda luna, más pequeña, se habría formado casi al mismo tiempo que nuestro satélite y habría logrado sobrevivir durante apenas un puñado de millones de años, para chocar finalmente contra él y aplastarse, literalmente, contra su superficie.

Como ya explicaron estos investigadores en 2011, en un artículo en Nature, la “colisión lenta” de la Luna con un segundo satélite, más pequeño, podría explicar por qué las dos caras de la Luna son tan diferentes. Según su teoría, ambos satélites se fusionaron en uno solo hace millones de años tras un encuentro que duró varias horas y que dio como resultado la única Luna que podemos ver en la actualidad.

Sabemos que la Luna se formó hace varios miles de millones de años, a partir de los escombros lanzados al espacio después de que un enorme cuerpo, del tamaño de Marte, chocara contra la Tierra. Pero Asphaug y Jutzi creen que de esa titánica colisión no suegió solo una luna, sino dos. Los investigadores sostienen que tras el impacto planetario, la Luna en formación fue absorbiendo todos los objetos a su alrededor. Sin embargo, uno de esos objetos logró hacerse lo suficientemente grande como para sobrevivir y alcanzar una posición orbital estable en el sistema Tierra-Luna.

En concreto, el segundo satélite se habría acomodado en uno de los “puntos Lagrange” del sistema, aquellos en que las gravedades dela Tierra y la Luna se anulan mutuamente.

Una respuesta

  1. La segunda luna, más pequeña, se habría formado casi al mismo tiempo que nuestro satélite y habría logrado sobrevivir durante apenas un puñado de millones de años, para chocar finalmente contra él y aplastarse, literalmente, contra su superficie. Entonces un pelea de dos lunas, la mayor ganó la batalla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *