Baikal

Metano encapsulado en burbujas en el lago Baikal

Uno de los procesos que más preocupan a los científicos que estudian el cambio climático es la liberación de grandes cantidades de metano a la atmósfera como consecuencia del deshielo. Atrapadas bajo el océano o los grandes lagos helados, estas bolsas de metano están dejando salir su contenido al exterior con las consecuencias que esto puede tener para el efecto invernadero.

Paisaje surrealista en inmediaciones del lago Baikal, Rusia

El lago Baikal también es el lago más antiguo que se conoce. Su edad alcanza los 25 millones de años. Durante siglos fue un lugar considerado santo por los asiáticos, y aún sobreviven alrededor del lago las tallas y partes de los edificios rituales de las tribus que peregrinaban al Baikal para investirse de su energía. Todavía hoy se usan sus aguas, ricas en oxígeno y con escasa presencia de sales minerales, para algunos tratamientos médicos.