Astronomía Ciencia Tecnología

Se proyecta el primer satélite universitario argentino

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata lanzó una convocatoria a toda la comunidad científica de la casa de estudios para desarrollar un CubeSat, satélite para ser utilizado en el estudio de distintas disciplinas. En qué consiste y quiénes pueden participar.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata (UNLP) abrió una convocatoria para desarrollar el primer satélite propio de la categoría denominada “CubeSat”, con un máximo de 20 kg y “6 unidades,  para que pueda ser utilizado para investigar las características del suelo, analizar el agua, observar cambios meteorológicos, como así también, detectar incendios. Cabe resaltar que una unidad (1U) de CubeSat mide 10 cm x 10 cm x 10 cm, es decir que 6U equivale a 10 cm x 20 cm x 30 cm; en una configuración 1U x 2U x 3U tsscssvar rlb.

El proyecto denominado “Satélite Universitario” fue impulsado por el Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la mencionada facultad, con el fin de que tanto los alumnos como el resto de la comunidad científica de la más alta casa de estudios de la capital de la provincia de Buenos Aires, tengan contacto directo con la temática espacial, en tanto que el llamado a  llamado a propuestas estará abierto hasta agosto 2020. “Lo primero es determinar qué necesidades hay por parte de nuestros investigadores de la observación satelital. Después, preparar la misión, armar el satélite y buscar la posibilidad de socios para lanzarlo”, explicó Marcos Actis, vicepresidente del Área Institucional de la UNLP y director del CTA.

Según Actis, uno de los objetivos centrales del proyecto pasa por demostrar que la ciencia está al alcance de todos. “Estas cosas se pueden hacer. Tenemos capacidad técnica y humana, que es lo principal; necesitamos gestionar y organizar para llevarlo adelante”, enfatizó y remarcó la importancia de seguir apostando al desarrollo de la soberanía espacial. A nivel mundial la tendencia es fabricar satélites en tamaños cada vez más pequeños. Se trata de usar componentes comerciales para que su confección resulte más económica”, agregó.

En tanto, Sonia Botta, la coordinadora del programa, se mostró muy optimista con esta pretensiosa iniciativa. “Hoy podemos construir un satélite con sus baterías, su sistema de control, sus paneles solares y una cámara en su interior. Pero nada más de utilidad. En cambio, si lo vinculamos a temas de geofísica, por ejemplo, para medir el campo magnético de la Tierra en determinado lugar, le ponemos un magnetómetro y ajustamos la órbita. O en el campo de las ciencias forestales, si se quiere contar la cantidad de árboles que hay en alguna región, le colocamos el instrumento necesario para eso y ajustamos la órbita”, expresó la también egresada de la carrera de Ingeniería Aeronáutica de la UNLP y magíster en Sistemas Satelitales.

0709_sateliteuniversitario

Por último, los responsables de la iniciativa informaron que  no existe ningún formato preestablecido ni específico para presentar las propuestas. “Todos aquellos que quieran acercarnos sus propuestas simplemente tienen que enviarlas al mail de Sonia Botta que es:sonia.botta@ing.unlp.edu.ar». 

Vía: weekend.perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *