Derecho ambiental Medio ambiente Polución ambiental

¿Qué hacer con 1.000 millones de neumáticos que ya no sirven?

La empresa Michelin y la startup Enviro se asociaron para desarrollar una tecnología con la que transformar neumáticos usados en materias primas

También se ocupará de industrializar a gran escala esta innovadora tecnología, que se realiza a partir de un proceso de pirólisis con el que se recicla los neumáticos al final de su vida útil.

La pirólisis (del griego piro, ‘fuego’ y lisis, ‘rotura’) es la descomposición química de materia orgánica y todo tipo de materiales, excepto metales y vidrios, causada por el calentamiento a altas temperaturas en ausencia de oxígeno (y de cualquier halógeno).

Tanto para la industria del neumático como para los consumidores, el reciclaje es una de las principales preocupaciones.

Cada año, cerca de 1.000 millones de neumáticos alcanzan el final de su vida. Gracias a esta nueva tecnología para su reciclaje, los neumáticos usados dan vida a nuevas materias primas de calidad.

Enviro, una start-up sueca de 20 empleados fundada en 2001, ha desarrollado una técnica para modificar la composición química y física del material del que está fabricado el neumático mediante un proceso de pirólisis, al mismo tiempo que asegura un mínimo consumo energético.

Esta innovadora tecnología permite obtener, a partir de neumáticos usados, productos de alta calidad como negro de carbón, aceite de pirólisis, acero o gas.

Materiales que pueden ser reutilizados en el ciclo de producción de diferentes sectores industriales.

Vía: Noticiasambientales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *