Ciencia El clima

Pangea, el supercontinente

El planeta Tierra está en constante movimiento interno. La Tierra, tal cual la conocemos hoy, ha sido moldeada con el paso del tiempo por el desplazamiento de las masas que hoy conforman los continentes, islas, etc. Este movimiento de masas aún se mantiene activo, cada año centímetros de costas desaparecen siendo cubiertas por el mar, y en otros casos se generan nuevas extensiones de tierra ya sea a causa de actividad volcánica o terremotos.

Los sismos siempre se han sucedido desde siempre. Antes que cada continente del planeta tomara la forma actual aquella masa de tierra era conocida como “Pangea” durante las eras Paleozoica y Mesozoica.

Se cree que la forma original de Pangea era una masa de tierra con forma de «U» distribuida a través del Ecuador. Ya que el tamaño masivo de Pangea era muy pequeño, las regiones internas de tierra debieron ser muy secas debido a la falta de precipitación. El gran supercontinente habría permitido que los animales terrestres emigraran libremente desde el Polo Sur al Polo Norte. Este supercontinente de Pangea estaba rodeado por un extenso océano al que se ha denominado Panthalassa.

En aquellos tiempos la actividad sísmica era mucho más violenta y continua que la actual, sucedía lo mismo con la actividad volcánica, ya que el planeta tenía acelerados cambios y la energía liberada desde interior de la tierra era enorme.

Con el pasar de los períodos aquella gran isla de tierra comenzó a dividirse. Hubo tres fases importantes en la desintegración de Pangea. La primera fase comenzó al principio-mitad del Jurásico cuando en Pangea se creó una grieta marc que abarcaba desde el océano Thetis al este hasta el Pacífico al oeste. Esta grieta separó Norteamérica de África y produjo múltiples fallas, siendo el río Mississippi la más grande de ellas.

La grieta produjo un nuevo océano, el océano Atlántico. Este océano no se abrió uniformemente, sino que el desplazamiento comenzó en el Atlántico Norte-Central; el Atlántico sur no se abriría hasta el Cretáceo. Laurasia comenzó a rotar hacia la derecha y se movió hacia el norte con Norteamérica al norte, y Eurasia al sur.

 

La India comenzó a chocar con Asia hace cerca de 35 millones de años, formando la orogenia Himalaya finalmente cerrando con esto la vía marítima; esta colisión aún continúa hoy. La placa africana comenzó a cambiar su dirección, del oeste al noroeste hacia Europa, mientras que Sudamérica comenzó a moverse en dirección al norte separándose de la Antártida, permitiendo por primera vez la completa circulación oceánica alrededor de Antártida, causando un rápido enfriamiento del continente y permitiendo la formación de los glaciares.

Se estima que Pangea se formó a finales del período Pérmico (hace aproximadamente 300 millones de años) cuando los continentes, que antes estaban separados, se unieron formando un sólo supercontinente rodeado por un único mar.

Otros acontecimientos importantes ocurrieron durante el Cenozoico, incluyendo la apertura del golfo de California, el levantamiento de los Alpes, y la apertura del Mar del Japón. La desintegración de Pangea continúa hoy día, en la grieta al este de África; además, las colisiones en curso pueden indicar la creación incipiente de un nuevo supercontinente.

Por Kazatormentas para Infoclima.com/ Nuestroclima.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *