Derecho ambiental Energí­as alternativas Medio ambiente

Nuevas formas para el almacenamiento de energía

El Parlamento Europeo se inclina por las baterías de hidrógeno, las domésticas y para vehículos eléctricos para el almacenamiento de energía.

Consideran que es fundamental para garantizar el suministro, ya que la producción de la energía eólica y la solar es muy variable. También creen que es muy importante seguir con el desarrollo del hidrógeno y de las baterías.

Ante el uso cada vez mayor de energía procedente de fuentes renovables en Europa, el Parlamento propone nuevas formas de almacenamiento. De ahí, la apuesta por las baterías de hidrógeno o las domésticas.

El informe se aprobó el viernes por 556 votos a favor, 22 en contra y 110 abstenciones. En él, se esboza la estrategia de los eurodiputados esbozan para el almacenamiento energético. Es algo que consideran vital para conseguir los objetivos marcados en el Acuerdo de París sobre cambio climático.

Claudia Gamon (Renew Europe, Austria), explicó durante la presentación del informe:

“Almacenar la energía será fundamental en la transición hacia una economía descarbonizada basada en fuentes renovables. La electricidad generada por la energía eólica o solar no está siempre disponible en las cantidades deseadas cuando se la necesita. Aparte de tecnologías ya conocidas, como las bombas para almacenamiento de energía hidráulica, hay otras que serán fundamentales. Tal es el caso de las nuevas tecnologías de baterías, el almacenamiento térmico o el hidrógeno verde. Hay que abrirles el mercado para garantizar el suministro de energía”.

Hidrógeno

La Eurocámara ha pedido a la Comisión Europea y a los Estados miembros que eliminen las barreras regulatorias que dificultan desarrollar proyectos de almacenamiento. Entre ellas, la doble imposición o las deficiencias observadas en los códigos de red de la Unión.

También sería necesario, en opinión de los eurodiputados, revisar el Reglamento sobre las Redes Transeuropeas de Energía. Con ello se mejorarían los criterios de elección de proyectos para el desarrollo de instalaciones para el almacenamiento de energía.

Y destacan el potencial del hidrógeno producido a partir de fuentes renovables (el conocido como «hidrógeno verde»). En consecuencia, instan a la Comisión a seguir apoyando la investigación y el desarrollo para una economía basada en el hidrógeno.

Las medidas de apoyo pueden reducir los costes del hidrógeno verde y hacerlo económicamente viable. La Comisión deberá valorar si es posible adaptar las infraestructuras de gas para transportar hidrógeno. Recordemos que el uso del gas natural tiene carácter transitorio y debe ir disminuyendo.

Workers install portions of the 8.5 megawatt-per-hour battery system at Fort Carson, Colorado. Huntsville Center’s Energy Savings Performance Contracting program coordinated the project designed to reduce peak electricity use costs, especially during the summer cooling season. (Photo by Scott Clark)

Baterías para el almacenamiento de energía

El Parlamento aplaude los esfuerzos de la Comisión para fijar estándares sobre baterías y para reducir la dependencia del exterior en su producción.

En esa línea, la UE depende en gran medida de las importaciones de materias primas, cuya extracción conlleva una degradación ambiental. Por ello, destacan que es necesario reducir la dependencia mediante el reciclado e impulsando la extracción sostenible de las materias primas, si es posible.

Además, los eurodiputados proponen formas de impulsar otras opciones de almacenamiento. Así, el almacenamiento térmico o la acumulación mecánica; también el desarrollo del almacenamiento descentralizado mediante las baterías domésticas; el almacenamiento de calor en el domicilio; la tecnología del vehículo a la red (V2G); y los sistemas de gestión energética doméstica inteligentes.

Pacto Verde y Acuerdos de París

Para conseguir los objetivos del Pacto Verde y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, la UE debe alcanzar antes de 2050 la neutralidad en las emisiones.

A pesar de que las fuentes de energía renovables son esenciales para conseguirlo, algunas de las más utilizadas no son siempre fiables. Tal es el caso de la energía solar y la eólica, en las que la cantidad de electricidad generada depende: de la hora del día; de la estación del año; o del clima.

“Por tanto, señalan, a medida que aumenta la cuota de renovables, el almacenamiento de energía gana en importancia. Es necesario cubrir la brecha temporal que existe entre la producción de energía y su consumo”.

La Comisión Europea calcula que la Unión necesitará multiplicar por seis su actual capacidad, en relación con el almacenamiento de energía. Será la forma de cumplir el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero a más tardar en 2050.

Fuente: Esther de Aragón / EnergyNews, Ambientum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *