Curiosidades y rarezas

Tres soles en Moscú

Falsos soles

Hace unas horas, un extraño fenómeno, pero con lógica explicaciones asombró a los habitantes de un punto de Moscú. Se trata de un fenómeno atmosférico, conocido como ‘parhelio’ o ‘parahelio’, que no tiene nada que ver con el supuesto fin del mundo, en el cual creen algunas personas, ya que, según ciertas tradiciones, la aparición de este fenómeno, es señal de que se aproxima el Armagedón.

Cómo explican los especialistas, es una ilusión óptica que suele originarse cuando a una altitud de 6.000 metros se forman cristales de hielo que reflejan la luz solar y crean la ilusión de que hay múltiples soles en el firmamento.
El fenómeno se puede ver en cualquier parte del mundo en cualquier época, pero no siempre son evidentes o brillantes. El parahelio se ve mejor cuando el sol está bajo.

Soles f

El parhelio se produce por un fenómeno de reflexión de los rayos solares en los fragmentos cristalizados en la atmósfera, se forma a veces por una y otra parte del Sol, una mancha luminosa coloreada.

Para obtener un halo completo es necesario que los cristales de hielo se encuentren distribuidos en todas las orientaciones posibles. Sin embargo, no siempre ocurre esto. Cuando la atmósfera está extremadamente tranquila, los cristales planos tienden a caer sobre sus bases horizontales. Cuando el Sol se encuentra a baja altitud, estos cristales están en la posición adecuada para refractar la luz solar a los lados del astro rey, produciendo fuentes de luz a ambos lados del Sol.
Parhelios d

Parhelio

 

Parhelios q

La porción del halo interno cuya altura es igual a la del Sol aumenta su luminosidad, llegando a ser tan brillante como el Sol mismo. El Sol aparece en medio de dos falsos soles que lo siguen como si fueran sus perros. Este fenómeno es conocido popularmente con los nombres de Faux Soleils, Falsos Soles. Son parte del halo de 22° y cada “mancha” está en la dirección de máxima luz o mínima refracción. Estos Parhelios están coloreados como los halos: rojos hacia el Sol y azules en las partes opuestas a él. Algunos de ellos poseen una estela luminosa que se extienden del lado contrario del Sol, cuya longitud puede alcanzar un vigésimo de grado: es la cola del Parhelio. Esta estela es el resultado de la refracción de rayos de luz a ángulos mayores a 22° debida a la orientación de los cristales de hielo.
1

Halos

Cuando el Sol está a menos de 10° respecto al horizonte, el halo de 22° y el Parhelio de 22° prácticamente se superponen. A grandes alturas estos empiezan a separarse. A una altura de 60° sobre el horizonte, existe una separación de casi 28°.

Los falsos soles más brillantes se producen dentro del halo de 22° o en sus inmediaciones, y su distancia al halo aumenta a medida que el Sol se remonta.(nevasport.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *