Fotografías Medio ambiente

Las cuevas más hermosas del mundo

No te pierdas este recorrido por las cuevas más espectaculares y hermosas de nuestro planeta. ¿Todas pueden ser exploradas?

Las cuevas suelen evocarnos normalmente imágenes de murciélagos, estalagmitas y estalactitas de mayor o menor tamaño, elevándose desde suelos y techos en oquedades oscuras y húmedas que parecen no terminar nunca.

Algunas de ellos ostentan hasta récords de longitud, aunque no por ello son las más bonitas. Por ejemplo, en el estado de Kentucky en Estados Unidos nos topamos con la cueva Fisher Ridge o el sistema de cuevas Fisher Ridge que fue descubierto en enero de 1981 por un grupo de espeleólogos de Michigan asociados con la Gruta Urbana de Detroit de la National Speleological Society. Está localizada cerca del Parque Nacional Cueva Colosal (o Mammoth Cave National Park). Esta cueva tiene más de 208 kilómetros de longitud, según la última medición de febrero de 2019 y la datación por carbono de algunos de los hallazgos efectuados en la misma indica que hubo visitantes en la cueva hace casi 3.000 años. Sus primeros visitantes, nativos americanos arcaicos que descubrieron la cueva y la utilizaron para, entre otras cosas, jugar a una especie de ajedrez antiguo tallado en la roca.

galeria-cuevas

Hoy, nos centraremos no en las cuevas más grandes o largas, sino en las que provocarán una sensación sobrecogedora en nosotros debido a su fastuosidad.

Parecerán sacadas de una película, pero estas impresionantes cuevas forman parte de nuestro legado natural y podremos encontrarlas repartidas por lugares remotos del mundo como Asia, América del Norte o Europa.

Unas cuevas formadas durante millones de años en las que el agua, filtrada a través de las grietas de roca caliza, hace que la piedra se disuelva poco a poco, creando toda una suerte de aberturas, túneles y estancias; otras, creadas tras el desgaste gradual del agua del mar o del agua dulce de un lago.

Si bien es cierto que algunas de estas cuevas están abiertas al público, la mayoría solo es apta para aventureros extremos que deben obtener un permiso por adelantado para sumergirse en ellas pues se necesita experiencia y equipo especial.

Aunque no reunamos estas características, gracias a fotógrafos profesionales y a investigaciones científicas podemos ser capaces de conocer estos lugares misteriosos y fascinantes de nuestro pequeño mundo.

Gruta Azul en Capri, Italia

Gruta Azul en Capri, Italia

Sin duda esta gruta es el emblema de esta isla de la bahía de Nápoles. Esta cueva marina, concretamente, es accesible en bote y es probable que hayas oído hablar de ella en más de una ocasión. Se trata de un lugar único por su resplandor azul brillante que proviene de dos fuentes: la entrada a la cueva (una pequeña abertura donde solo puede entrar un pequeño bote cada vez) y una oquedad más grande debajo de la entrada. Tendrás que esperar, probablemente, cola durante un buen rato y la visita al interior apenas dura unos minutos. Pero merece la pena.

Gruta de S?n ?oòng, Vietnam

Gruta de S?n ?oòng, Vietnam

Con una profundidad de 150 metros, esta cueva ostenta el récord de contar con las estalagmitas más altas conocidas del mundo, de hasta 70 metros de alto. Está llena de innumerables maravillas, incluidos ecosistemas aislados, sistemas climáticos y formaciones geológicas. Es una cueva tan grande que incluso tiene su propio clima localizado y nubes. Si tienes la suerte de explorarla, encontrarás las estalactitas más largas del mundo y también perlas de piedra caliza.

Cueva Eisriesenwelt, Austria

Cueva Eisriesenwelt, Austria

Descubierta en 1879 por el naturista salzburgués Anton von Posselt-Czorich, Eisriesenwelt, que significa en alemán «el mundo de los gigantes de hielo» es la cueva de hielo más grande del mundo, con una extensión de más de 42 km. La cueva se encuentra dentro de la montaña Hochkogel en la sección Tennengebirge de los Alpes austríacos. Las espectaculares formaciones de hielo de esta cueva a 1.656 metros de altitud se formaron al descongelarse la nieve que drenó en la cueva y se congeló durante el invierno.

Orda Cave, Rusia

Orda Cave, Rusia

Lo que vemos aquí es la cueva submarina más larga de Rusia y, al parecer, la única cueva submarina de cristal de yeso que existe. Se encuentra debajo de los Montes Urales occidentales. En la superficie del agua, la temperatura oscila entre -2,7 ºC y -20 °C. Con estas temperaturas tan bajas, los buceadores deben ir muy bien equipados. Afortunadamente, los minerales actúan como un filtro que hace que el agua sea increíblemente clara, lo que permite a los buceadores ver incluso a más de 45 metros.

Crédito imagen: ordacave.

Waitomo Glowworm Caves, Nueva Zelanda

Waitomo Glowworm Caves, Nueva ZelandaNueva Zelanda posee muchas atracciones subterráneas y una de las que más destaca, sobre todo a causa de sus increíbles habitantes es la Cueva Waitomo Glowworm. Aquí, pequeños organismos, nativos de Nueva Zelanda, crean espectaculares patrones de luz con sus cuerpos luminiscentes. Estas luciérnagas (Arachnocampa luminosa) generan un espectáculo de luz natural único. Si lo deseas, hay tours organizados que incluyen un paseo en bote bajo las bonitas luciérnagas.

Cuevas en Gunung Mulu, Borneo (Malasia)

Cuevas en Gunung Mulu, Borneo (Malasia)

Las Cuevas de Mulu, ubicadas en el Parque Nacional Gunung Mulu en la isla de Borneo, albergan la cámara de cuevas más grande del mundo por área de superficie, así como uno de los pasajes de cuevas más grandes de la Tierra. La Cámara de Sarawak tiene 700 metros de longitud, 400 metros de anchura y, por lo menos, 70 metros de altura; es tan grande que podría albergar 40 aviones Boeing 747. Miles de murciélagos viven dentro de las cuevas de Mulu y salen todos los días alrededor del atardecer en busca de comida, lo que ofrece una particular visión de su éxodo a todos los turistas que se acercan por la zona.

Cueva de los cristales, México

Cueva de los cristales, México

Enterrada 300 metros debajo de la montaña Naica en Chihuahua, México, la cueva de los cristales es una exhibición natural de formaciones minerales naturales, con algunos de los cristales de selenita más grandes del mundo: algunos pesan aproximadamente 55 toneladas y miden 12 metros de largo por cuatro de ancho. Este abismo natural se encuentra justo encima de un charco de magma, por lo que hace un calor insoportable (65,6 ° C en la cámara principal de la cueva, por ejemplo y una humedad relativa del 100%). Se sabe que estos enormes cristales de selenita se formaron debido al agua subterránea saturada con sulfato de calcio, que se filtró y mantuvo las cavernas inundadas durante muchos años. El magma caliente calentó el agua de manera constante durante más de 500.000 años, lo que condujo a que el sulfato de calcio se transformara en cristales de selenita translúcidos. Muchas de las zonas de la cueva están restringidas solo a los científicos y es el motivo por el que también está relativamente inexplorada.

Cueva de Voronia (Krubera Cave), Georgia

Cueva de Voronia (Krubera Cave), Georgia

Esta cueva forma parte del sistema de cuevas de Arábika, en los montes de Gagra, Georgia y fue descubierta en 1960. Es una de las cuevas más profundas conocidas en la Tierra, con una hondura de más de 2.196 metros. El nombre de cueva de Krubera es en honor a Alexander Kruber, un destacado geógrafo ruso.

Crédito: Thisiscolossal.com

Dos Ojos Cenote, México

Dos Ojos Cenote, México

Lo que vemos forma parte de un sistema de cuevas inundadas al norte de Tulum, en el estado de Quintana Roo, en México. Es un lugar espectacular para bucear. Las cuevas fueron creadas por dos sumideros de unos 20 metros que estaban conectados por un estrecho pasaje submarino. Tanto en la superficie como debajo del agua (donde verás muchos camarones y peces), la visita a la cueva es espectacular.

Kamchatka Ice Cave, Rusia

Kamchatka Ice Cave, Rusia

Esta cueva se formó en los glaciares que rodean el volcán Mutnovsky en Rusia. Tiene un aspecto casi mágico y representa un túnel de casi un kilómetro de largo formado por un manantial de agua caliente que fluye debajo de los campos de hielo glaciar en los flancos del cercano volcán. Como los glaciares de los volcanes de Kamchatka se han estado derritiendo en los últimos años, el techo de esta cueva es tan fino que la luz del sol penetra a través de él, iluminando inquietantemente las estructuras heladas de su interior. Así, en esta cueva de techo translúcido, un arroyo fluye a través de las rocas de la superficie haciendo de este túnel un pasaje a un mundo de cuento de hadas. Las luces brillan en púrpura, azul, verde y amarillo según fluye la luz solar a través del hielo glacial.

Vía: Muyinteresante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *