El clima Salud

La humedad: aliada del coronavirus

La mayoría de los científicos están de acuerdo en que las partículas virales se transmiten por el aire, pero hasta qué punto es un punto de discordia: cuánto tiempo permanecen suspendidas las partículas de virus y qué tan lejos pueden viajar desde su fuente siguen siendo preguntas abiertas.

Cuando los físicos de la Universidad de Missouri utilizaron un nuevo modelo para medir la influencia del flujo de aire y el flujo de fluidos en el movimiento de las gotas exhaladas, encontraron que los niveles altos de humedad pueden prolongar la vida útil de las gotas de tamaño mediano en un factor de 23.

El equipo de investigación publicó sus resultados en la revista Physics of Fluids.

Aunque una partícula solitaria de COVID-19 normalmente mide menos de una décima parte de una micra, la mayoría de las gotas exhaladas por la tos, los estornudos y la respiración son más grandes, entre 50 y 100 micras de diámetro. Como referencia, un cabello humano tiene un diámetro de aproximadamente 70 micrones.

«Nuestro artículo no está diseñado particularmente para el coronavirus«, dijo el autor principal del estudio, Binbin Wang, profesor asistente de ingeniería civil y ambiental en Missouri. «Más bien, nos centramos en la física fundamental de las gotas de los flujos respiratorios humanos».

Las gotitas exhaladas contienen agua, lípidos, proteínas y sal, además de virus. El modelo desarrollado por Wang y sus colegas consideró cómo las condiciones ambientales y otras sustancias en la atmósfera podrían afectar estas gotitas.

Cuando los investigadores compararon los resultados de su modelo con las predicciones de modelos diseñados para simular los movimientos de partículas de tamaño similar, como el polen de maíz, encontraron un acuerdo significativo.

Con una humedad relativa del 50 por ciento, los investigadores encontraron que las gotas de tamaño mediano no viajaban más de 3,35 m, pero con una humedad del 100 por ciento, las mismas gotas viajaban hasta 4,48 m.

«Nuestro hallazgo mostró fuertes influencias de la temperatura y la humedad en la propagación de las gotas tanto en el tiempo como en el espacio», dijo Wang.

«Generalmente, la alta humedad aumentará el tiempo de evaporación de una gota. El tiempo que una gota permanecerá en el aire depende en gran medida del tamaño inicial de la gota».

Si bien las últimas investigaciones ofrecen pistas sobre los efectos de los flujos de aire, la temperatura y la humedad en las gotas exhaladas, la relación entre las gotas y las partículas reales del virus sigue siendo un área de incertidumbre.

«No sabemos cómo se correlaciona un virus con las gotitas», dijo Wang. «Lo que sucedería con el virus una vez que las gotas terminen su vida es en gran parte desconocido. Debemos ser muy cuidadosos al interpretar nuestros hallazgos».

Aún así, Wang sugiere que los hallazgos respaldan las recomendaciones de consenso entre los expertos en salud pública.

«El distanciamiento social y el cubrimiento facial podrían mitigar significativamente la transmisión potencial del virus», dijo Wang.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *