Calentamiento global El clima Medio ambiente

La desaparición de la capa de hielo en Groenlandia no se detiene

La desaparición de la capa de hielo en Groenlandia llegó a un punto de inflexión, que la pone en un camino irreversible hacia la desaparición completa según un informe publicado por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, que muestran los efectos del calentamiento global.

En el estudio, publicado en la revista Nature, los científicos revisaron 40 años de datos satelitales mensuales de más de 200 grandes glaciares que drenan hacia el océano a través de Groenlandia.

Eso significa que la capa de hielo de Groenlandia, el segundo cuerpo de hielo más grande del mundo, seguiría perdiendo hielo incluso si las temperaturas globales dejan de aumentar.

«Lo que hemos encontrado es que el hielo que se está descargando en el océano está superando con creces la nieve que se está acumulando en la superficie de la capa de hielo», explicaron.

Blue Melt River, Petermann Glacier, in remote northwestern Greenland, on Nares Strait. (Photo by: Dave Walsh/VW Pics/Universal Images Group via Getty Images)

El derretimiento completo de la capa de hielo de Groenlandia podría elevar los niveles del mar unos siete metros para el año 3000.

Si eso sucede, el océano se tragaría ciudades costeras de todo el mundo.

El hielo de Groenlandia ya es el mayor contribuyente del mundo al aumento del nivel del mar. En solo los próximos 80 años, su tasa de fusión actual añadiría otros 6,9 centímetros a los niveles mundiales del mar.

«Incluso si el clima se mantuviera igual o incluso se enfriara un poco, la capa de hielo seguiría perdiendo masa».

La cantidad de hielo que Groenlandia pierde cada año aumentó constantemente en las últimas dos décadas. Antes del año 2000, los investigadores encontraron que la capa de hielo tenía la misma probabilidad de ganar o perder masa cada año. Pero en el clima de los últimos 20 años, solo ganará masa uno en cada 100 años, encontraron los expertos.

Groenlandia arrojó una cantidad sin precedentes de hielo y agua al océano durante el verano de 2019, cuando una ola de calor de Europa arrasó la isla.

La capa de hielo perdió 55 mil millones de toneladas de agua en cinco días, lo suficiente como para cubrir el estado de Florida con casi doce centímetros de agua.

El derretimiento produce más derretimiento, ya que el agua que se acumula a través de la capa de hielo absorbe más luz solar y calienta aún más todo lo que la rodea. Es por eso que los puntos de inflexión como el de Groenlandia aceleran tanto la pérdida de hielo.

El aumento de las temperaturas globales y ciertas actividades humanas también pueden provocar puntos de inflexión en otras partes del mundo.

Vía: Conocedores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *