¿La absorción del calor del Atlántico y el Pacífico desacelera el calentamiento global?