Medio ambiente Vida animal

Estos animales ya no están en peligro de extinción

Que la Tierra está en continua transformación no es ninguna novedad. Desde siempre, los continentes se han movido, las mareas han seguido su curso, han nacido nuevas especies de animales y, lamentablemente, otras se han extinguido.

Sin embargo, esto último sí que es consecuencia de la huella negativa que estamos dejando los humanos con la sobreexplotación de los animales, destrucción de sus hábitats y la contaminación que emitimos al planeta.

Actualmente, según los científicos, nos encontramos ante la Sexta Gran Extinción, en la cual, si no logramos revertir la situación, muchas especies se verán gravemente amenazadas llegando incluso a desaparecer, como le ocurrió el pasado año 2019  al rinoceronte blanco del norte.

¿Qué animales están en extinción?

Según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, aproximadamente 5.200 especies de animales se encuentran en peligro de extinción en la actualidad. Esto, desglosado por especies, se traduce a que se encuentran en serio peligro de extinción el 11% de las aves, el 20% de los reptiles, el 34% de los peces y el 25% de los anfibios y mamíferos.

Aunque evitar la extinción de estos animales no es una tarea sencilla, sí que podemos impedir que un tipo de animal desaparezca para siempre de nuestro planeta.

Hay varias opciones para evitar este final, como la puesta en marcha de programas para evitar la fragmentación de sus hábitats, perseguir y castigar con dureza la caza ilegal y el tráfico de especies; la creación de reservas naturales; así como el fomento de programas de reproducción, reintroducción y mejora genética.

Además, conviene no olvidar que la lucha contra la contaminación y el cambio climático también es la lucha por la conservación de muchas especies.

En un 2020 marcado de lleno por la pandemia, aún nos quedan motivos de alegría en lo que a biodiversidad se refiere. Y es que somos el país con mayor número de reservas de la biosfera a nivel mundial. Sin embargo, aunque son muchos los datos desmoralizantes respecto a animales que podrían llegar a extinguirse, durante 2020 hubo varias especies que rebajaron su nivel de amenaza.

Especies que rebajaron su nivel de amenaza

El lince ibérico: Este felino ha estado en grave peligro de extinción con una población estimada de 94 ejemplares en toda la Península Ibérica en 2002. Sin embargo, gracias a las medidas tomadas, la población de esta especie fue creciendo y en 2019 llegó a superar los 850 linces ibéricos.

El águila calva: A pesar de ser una de las especies más icónicas en EEUU, llegó a estar en grave peligro de extinción en torno a los años 60 del siglo pasado, cuando solamente se encontraron 400 parejas de esta especie. ¿Las razones? caza indiscriminada, degradación de su hábitat y envenenamientos. Gracias a las medidas adecuadas, este animal ha salido de peligro y ya en 2007 contaba con más de 11.000 parejas.

La ballena jorobada: Durante mediados del siglo XVIII y finales del XX se estima que se capturaron en torno a 300.000 ejemplares, lo que puso en peligro la supervivencia de la especie. En cambio, en 2015 se propuso su eliminación de la lista de especies amenazadas y en 2018 la población de esta especie rondaba los 84.000 individuos.

Fuente: STOP CAMBIO CLIMÁTICO, Ambientum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *