Derecho ambiental Vida animal

Estas son las 10 especies autóctonas con mayor peligro de extinción en la Argentina

En Argentina celebra el Día del Animal todos los 29 de abril, en esta nota te vamos a contar cuales son las 10 especies más amenazas por la extinción en el país.  

Argentina celebra el Día del Animal todos los 29 de abril en conmemoración al fallecimiento de Ignacio Lucas Albarracín, un abogado que luchó por los derechos de los animales y que durante más de cincuenta años fue primer secretario y presidente de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales.

Albarracín nació el 31 de julio de 1850 en Córdoba capital y fue pariente cercano de Domingo Faustino Sarmiento. Tras obtener su título de grado, decidió dedicar su vida a la defensa de los animales y encabezó campañas contra las riñas de gallos, las corridas de toros y el tiro a la paloma.

A excepción de la Argentina, en el resto del mundo el Día Mundial del Animal se celebra el 4 de octubre, en conmemoración a san Francisco de Asís, quien se despojó de todas sus riquezas para dedicarse al servicio no solo de sus semejantes, sino, también, de todos los animales.

Lamentablemente, de acuerdo al último estudio publicado por Parques Nacionales en nuestro país existen 500 especies de animales que se encuentran en peligro de extinción.

Top Ten de las especies de animales autóctonas con mayor peligro de extinción

A continuación te contamos cuáles son las 10 especies autóctonas que se encuentran en peligro de extinción en la Argentina.

1- Aguará Guazú: típico del noreste de la Argentina, Paraguay, Bolivia y de Brasil este animal se encuentra en riesgo de extinción tanto por la caza clandestina como, también, por el gran avance del progreso en su hábitat natural.

Según cifras oficiales, se estima que en la Argentina solo quedan apenas unos 600 ejemplares..

2- Cardenal Amarillo: se trata de un ave que habita sólo en Sudamérica, más precisamente desde el sur de Brasil hasta el centro de la Argentina y  Uruguay.

Su principal amenaza es el tráfico, ya que debido a su colorido y vistoso plumaje el ave se comercializa tanto en diferentes ferias de todo el país como en numerosos sitios de Internet.

3- Ciervo de los Pantanos: considerado el ciervo más grande de Sudamérica, es un animal herbívoro que se desplaza muy bien en los pantanos y es un gran nadador.

A pesar de que la caza está totalmente prohibida en la provincia de Buenos Aires, en los últimos años, en esa región se registraron más de 200 muertes, por parte de cazadores furtivos. Se estima que quedan tan solo unos 800 ejemplares

0429_día del animal

4- Cóndor Andino: considerado el ave más grande del continente americano, si bien en la mayoría de los países  de la región este animal se encuentra extinto, afortunadamente en la Argentina su situación aún no es tan grave.

La principal amenaza para su supervivencia está dada, principalmente, por el elevado nivel de envenenamiento del que son víctimas por parte de los productores de ganado para defender a sus animales.

0429_día del animal

5- Chinchilla Colilarga: durante los últimos 15 años la población de este  simpático animal doméstico se extinguió en un 90%, como consecuencia de la caza ilegal y de la reducción de su hábitat natural.

De hecho, actualmente hay muy pocos ejemplares siendo los zorros son sus principales predadores.

0429_día del animal

6- Flamenco Andino: la rápida extinción de su población se debe, fundamentalmente, a la venta de sus huevos para consumo humano que tuvo un gran auge en las últimas dos décadas.  

Otros factores que atentan contra su supervivencia están dados por la cada vez mayor actividad minera y los bajos niveles de agua, como así también, por los desastres naturales y por la erosión de sus espacios para anidar.

0429_día del animal

7- Huemul: de color café, cuerpo robusto, grandes orejas y peligrosas astas en los machos,  este ciervo es una de las especies típicas de la zona cordillerana de la Patagonia.

Como tantos otros animales, el huemul también es víctima de la caza furtiva, de los ataques de otras especies y de numerosas enfermedades que lo tienen al borde de la extinción.

A ellas hay que sumarles los numerosos incendios forestales que se vienen registrando en los últimos años en su hábitat, que disminuyeron drásticamente su población que, actualmente, se calcula en tan solo unos 700 ejemplares.

0429_día del animal

8- Oso Hormiguero Gigante: conocido también como yurumí es uno de los dos más grandes devoradores de hormigas que viven en la Argentina donde se lo encuentra en la selva misionera, Formosa, en El impenetrable y otras áreas chaqueñas, el este de Salta, el noreste de Santiago del Estero y en el norte de Corrientes.

Se estima que su baja población se debe a que no posee grandes posibilidades de reproducción, y además es un animal muy atractivo para el hombre.

0429_día del animal

9 -Pingüino de Magallanes: originario de la región más austral de América y conocido también con los nombres de pachanca, pájaro niño o pájara bobo, según el lugar, a lo largo de toda la costa de la Patagonia argentina hay varias colonias de estos pequeños y simpáticos pingüinos donde se los puede ver en su hábitat natural.

Si bien su población actual se estima en 1. 100. 000 parejas reproductivas, sin embargo, la población del área norte en las provincias de Chubut y Río Negro– la zona reproductiva más importante- viene disminuyendo vertiginosamente en los últimos años como consecuencia de la cada vez mayor extracción off-shore como, así también, al transporte de petróleo, a las actividades pesqueras y al cambio climático.

10- Yaguareté: según un informe de la Red Yaguareté, en la Argentina quedan menos de 250 ejemplares, divididos en tres poblaciones: las Yungas de Salta y Jujuy; la Región Chaqueña y la Selva Misionera o Paranaense.

Igualmente, en muchas ocasiones el yaguareté suele aparecer en zonas muy alejadas a su hábitat natural debido a su gran capacidad para  trasladarse.

0429_día del animal

Sus principales enemigos son la modificación de su hábitat, con la consecuente pérdida de refugios y presas naturales y la presión de caza debido a los ataques al ganado doméstico.

Vía: https://weekend.perfil.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *