Fenómenos naturales Volcanes

El volcán Etna entró en erupción

Las columnas de humo se dispersaron a 30 kilómetros de distancia, pero la lava no supondría un peligro para la población.

ientras Europa sigue en «el ojo de la tormenta» por la pandemia del coronavirus, el volcán Etna, el más grande activo del viejo continente, entró en erupción el domingo 19 de abril, después de iniciar su actividad el viernes anterior.

Las columnas de humo se dispersaron a 30 kilómetros de distancia. El Etna se encuentra ubicado en la costa este de Sicilia, Italia, entre las provincias de Mesina y Catania. La actividad volcánica empezó el viernes 17 de abril y el domingo se produjo una explosión de cenizas que se elevaron unos 5 kilómetros. Las mismas se fueron incrementando de intensidad a lo largo de la jornada y fueron grabadas por distintos ciudadanos que luego compartieron las grabaciones en las redes sociales.

La erupción fue acompañada de actividad sísmica, en algunos momentos intensa. Las redes de monitoreo del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Catania (INGV) informaron en su Facebook de la detección de un flujo de lava que provenía del Etna.

«Las redes de seguimiento han registrado una actividad estromboliana [erupciones explosivas separadas por periodos de calma de extensión variable], que posteriormente han tomado las características de una pequeña fuente de lava», se indicó.

«La amplitud del temblor volcánico muestra un aumento repentino, alcanzando valores altos», se detalló desde el Instituto. «La actividad es acompañada de intenso desgaseamiento. Permanece, con modestas fluctuaciones, la actividad stromboliana en el cráter socavón, iniciada en septiembre de 2019», se agregó.

Los medios de comunicación locales aseveraron que la entrada en erupción del Etna no implicaba peligro para los ciudadanos italianos ni tampoco para la integridad de las localidades cercanas. Asimismo, la operatividad del aeropuerto internacional de Catania tampoco se vería afectada por este asunto, aunque sí está limitada por la pandemia de coronavirus y la cuarentena decretada en el país.

El Etna, con 3.300 metros, es el volcán más activo de Europa, con erupciones frecuentes, conocidas desde al menos 2.700 años. Su última fase eruptiva fue en julio de 2019, pero también se registraron anteriores en la Navidad del 2018, la primavera de 2017 y la última gran erupción fue en el invierno de 2008/2009.

B.D.N./FF

Vía: perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *