Astronomía Ciencia Desde el espacio

El satélite Titán se aleja cada vez más del planeta Saturno

Lo mismo ocurre con la Luna que se separa de la Tierra, aunque el satélite del gigante lo hace mucho más rápido. ¿Cuál es la razón? El nuevo descubrimiento de la NASA

Así como la Luna se separa de a poco de la Tierra cada año (unos 3,8 centímetros por año), el satélite Titán de Saturno también se aleja dee su planeta, aunque lo está haciendo mucho más rápido. De hecho, cien veces más rápido que lo proyectado.

Obviamente, no es un fenómeno único. otras lunas están haciendo lo mismo con sus planetas anfitriones.

Los científicos pensaron que sabían la velocidad a la que Titán se alejaba de Saturno, pero recientemente hicieron un descubrimiento sorprendente: al usar datos de la nave espacial Cassini de la NASA, encontraron a Titán a la deriva cien veces más rápido de lo que se había entendido previamente, aproximadamente 11 centímetros por año.

Los hallazgos pueden ayudar a abordar una pregunta histórica.

Si bien los astrónomos saben que Saturno se formó hace 4.600 millones de años en los primeros días del Sistema Solar, existe una mayor incertidumbre acerca de cuándo se forman los anillos del planeta y su sistema de más de 80 lunas.

Titán se encuentra actualmente a 1.2 millones de kilómetros de Saturno. La tasa revisada de su deriva sugiere que la luna comenzó mucho más cerca de Saturno, lo que significaría que todo el sistema se expandió más rápido de lo que se creía anteriormente.

«Este resultado trae una nueva pieza importante del rompecabezas para la muy debatida cuestión de la edad del sistema de Saturno y cómo se formaron sus lunas», dijo uno de los expertos, en un trabajo publicado el 8 de junio en Nature Astronomy.

Los hallazgos sobre la tasa de deriva de Titán también proporcionan una confirmación importante de una nueva teoría que explica y predice cómo los planetas afectan las órbitas de sus lunas.

Durante los últimos 50 años, los científicos aplicaron las mismas fórmulas para estimar qué tan rápido se desvía una luna de su planeta, una tasa que también se puede usar para determinar la edad de la Luna. Esas fórmulas y las teorías clásicas en las que se basan se aplicaron a lunas grandes y pequeñas en todo el Sistema Solar. Las teorías suponían que en sistemas como el de Saturno, con docenas de lunas, las lunas exteriores como Titán migraron hacia afuera más lentamente que las lunas más cerca porque están más lejos de la gravedad de su planeta anfitrión.

Hace cuatro años, el astrofísico teórico Jim Fuller, ahora de Caltech, publicó una investigación que revirtió esas teorías. La teoría de Fuller predijo que las lunas externas pueden migrar hacia afuera a una velocidad similar a las lunas internas porque se bloquean en un tipo diferente de patrón de órbita que se vincula con la oscilación particular de un planeta y las arroja hacia afuera.

«Las nuevas mediciones implican que este tipo de interacciones planeta-luna pueden ser más prominentes que las expectativas anteriores y que pueden aplicarse a muchos sistemas, como otros sistemas lunares planetarios, exoplanetas, aquellos que están fuera de nuestro sistema solar, e incluso sistemas estelares binarios, donde las estrellas orbitan entre sí «, dijo Fuller, coautor del nuevo artículo.

Vía: Coconedores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *