Agua Curiosidades y rarezas Medio ambiente

El Mar Muerto, donde hundirse es imposible

Situado entre Israel, Jordania y Palestina, este peculiar lago endorreico es famoso, además de por su pasado bíblico, por la enorme concentración de sal que presenta.

A más de 400 metros por debajo del nivel del mar, en la depresión tectónica que atraviesa el río Jordán, se encuentra este gran lago de más de 800 km2 donde la presencia de sal es tan exagerada, que prácticamente impide cualquier forma de vida (de ahí su nombre). Se calcula que en el Mar Muerto hay unos 40 millones de toneladas de sal, aunque también es rico en otros elementos, como magnesio, potasio, calcio y bromo.

La presencia de tanta sal hace que el agua sea bastante más densa que la del mar en general (1240 kg/m3 por 1027 kg/m3), lo que permite que el cuerpo humano flote de manera natural, sin dificultad, algo que lo ha hecho muy popular.

En los últimos tiempos, la explotación de la minería y la utilización indiscriminada de las aguas del río Jordán, que abastece al Mar Muerto, para la agricultura están provocando que baje el nivel de agua a razón de un metro por año, lo que pone en peligro su supervivencia.

Vía: fundacionaquae

Una respuesta

  1. increíble pero me parece peligroso para la piel.. bueno no sé, salinidad y mucho sol y calor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *