Salud Social

El mapa del hambre en el mundo

Se trata del nivel más alto de inseguridad alimentaria aguda y malnutrición documentado desde la primera edición del informe. El COVID-19 plantea nuevas amenazas para los países vulnerables.

Una alianza internacional de organismos de la ONU publicó una nueva edición de su Informe mundial sobre las crisis alimentarias.

El Informe de la Red mundial contra las crisis alimentarias indica que a finales de 2019, 135 millones de personas de 55 países y territorios sufrían de inseguridad alimentaria aguda (Fase 3 o superior de la CIF/CH).

Además, en los 55 países con crisis alimentaria a los que se refiere el informe, 75 millones de niños sufrían de retraso en el crecimiento y 17 millones padecieron emaciación en 2019.

Se trata del nivel más alto de inseguridad alimentaria aguda y malnutrición documentado por la Red desde la primera edición del informe en 2017.

La inseguridad alimentaria aguda se produce cuando la incapacidad de una persona para consumir alimentos adecuados pone en peligro inmediato su vida o sus medios de subsistencia. Es más grave (y no es lo mismo) que el hambre crónico, que se produce cuando una persona no puede consumir suficientes alimentos durante un período prolongado para mantener un estilo de vida normal y activo.

Además, en 2019, 183 millones de personas fueron clasificadas en condiciones de «estrés» (Fase 2 de la CIF/CH), en la antesala del hambre aguda y en riesgo de caer en una situación de «crisis» o peor (Fase 3 o superior de la CIF/CH) si se enfrentan a una conmoción o a un factor estresante, como sucede con la pandemia de COVID-19.

Más de la mitad (73 millones) de los 135 millones de personas a las que se refiere el informe viven en África; 43 millones en Oriente Medio y Asia; 18,5 millones en América Latina y el Caribe.

Los principales factores que impulsaron las tendencias analizadas en el informe fueron:

 – Los conflictos (el factor clave que empujó a 77 millones de personas a la inseguridad alimentaria aguda)

 – Los fenómenos meteorológicos extremos (34 millones de personas)

 – Turbulencias económicas (24 millones).

En la plataforma de la Red de Información sobre Seguridad Alimentaria (FSIN) se pueden consultar una serie de mapas que combinan la información del coronavirus y el hambre en el mundo. Además, se puede seguir en tiempo real el avance de la pandemia en las regiones con ingresos más bajos y que se encuentran más vulnerables.

Vía:  Agrofy News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *