Curiosidades y rarezas Desde el espacio El clima

El fiordo noruego que se volvió turquesa

Emiliania huxleyi tiene aproximadamente una décima parte del tamaño de un cabello humano, pero en concentraciones suficientemente altas, una «floración», este fitoplancton unicelular se hace visible desde el espacio.

Fiordo coloreado. Vr texto para detalles

En mayo de 2020, una vívida floración de E. huxleyi coloreó las aguas superficiales de un fiordo en el sur de Noruega. El sensor MODIS en el satélite Terra de la NASA adquirió esta imagen del fiordo Hardanger el 30 de mayo de 2020.

Imagen de MODIS-Terra del fiordo y zona aludidas

Las floraciones pueden persistir durante varias semanas, pero las vistas sin nubes de todo el fiordo, el segundo más largo de Noruega, pueden ser difíciles de conseguir.

Las imágenes satelitales en color natural muestran un toque de color el 25 de mayo y, para el 10 de junio, aún se veían colores vivos entre las nubes.

FIF1 con nombre E. huxleyi es la especie más abundante de coccolithophore (cocolitóforos o cocolitofóridos), un tipo de fitoplancton que se construye una capa de discos de carbonato de calcio o «coccoliths». Las conchas son tan reflectantes que pueden hacer que el agua azul oscuro parezca azul verdoso lechoso.

La foto a continuación, de Irene Huse, del Instituto de Investigación Marina de Noruega, muestra la vista desde el barco del agua en Hardangerfjord que se convirtió en turquesa por E. huxleyi.

La primavera y principios del verano son momentos comunes para ver floraciones de fitoplancton en los mares del norte y noruego.

En mayo y junio de 2019, una impresionante floración, probablemente compuesta principalmente por E. huxleyi, apareció a lo largo de la costa noruega y llenó el fiordo de Sogneford, el fiordo más largo y profundo del país.

Los cocolitóforos tienden a ser buenos competidores de los nutrientes, por lo que pueden crecer bien incluso en condiciones de bajos nutrientes que limitan otros fitoplancton. Pero también aparece otro fitoplancton en esta región, y no todos son tan inofensivos como E. huxleyi. En 2019, una floración de Chrysochromulina leadbeateri en las aguas del norte de Noruega asfixió a millones de salmones de cultivo.

Imagen de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens, utilizando datos MODIS de NASA EOSDIS / LANCE y GIBS / Worldview. Historia de Kathryn Hansen.

NASA Earth Observatory

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *