El clima El tiempo en el mundo

El fenómeno del El Niño se fortalece de manera inesperada

Mapa presentacionCuando los científicos declararon en marzo 2015 que las condiciones de El Niño se habían desarrollado en el Océano Pacífico, el consenso fue que el evento era demasiado débil y demasiado tardío para tener mucho efecto en América del Norte.
Pero en los últimos meses, el agua cálida se ha desplazado en el Pacífico occidental hacia las Américas y El Niño se ha fortalecido.

Calentamiento oceanico del Pacifico

Las aguas superficiales se han hecho significativamente más cálidas en el Pacífico central y oriental, y las condiciones se han hecho algo más frescas y más secas en el oeste. A finales de julio de 2015, los científicos de la NASA y otras agencias comenzaron a ver algunas similitudes entre las condiciones actuales y las del potente fenómeno de El Niño de 1997-98.

Vídeo necesario para notar las variaciones de temperatura oceánica:

«No hemos visto una señal de este tipo en el Pacífico tropical desde 1997», dijo Bill Patzert, climatólogo del Jet Propulsion Laboratory de la NASA. «No es seguro de que vamos a tener un fuerte El Niño, pero la señal es cada vez más intensa. ¿Qué ocurrirá entre agosto y octubre con este evento»?.

Calentamiento del Pacifico

Los mapas en esta página ofrecen las observaciones de la NASA de las condiciones del océano Pacífico. En la parte superior de la página, se puede ver las instantáneas de las anomalías de la altura de la superficie del mar promediadas en cuatro momentos diferentes desde marzo de 2015. Las sombras en rojo indican donde el océano se situó por encima del nivel normal del mar porque el agua está más caliente y se expande para llenar más volumen (expansión térmica). Tonos de azul están asociados allí donde el nivel del mar y las temperaturas son inferiores a la media (contracción térmica). Las condiciones normales del nivel del mar aparecen en blanco. Los mapas se basan en las mediciones de altimetría hechas por el satélite OSTM / Jason-2 y analizadas por los científicos del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

El fenomeno de oscilacion sur

A continuación se puede ver una animación de los mismos datos a partir del 1 de enero hasta el 31 de julio de 2015. Nótese cómo pulsos de aguas más calientes parecen moverse de oeste a este a través de la cuenca del Pacífico. Hay una sutil señal en enero, y luego cada vez más impulsos fuertes en marzo, mayo y julio.

Los pulsos de agua más cálida que se mueven a través del océano son las ondas de Kelvin. El nivel del mar es naturalmente mayor en el Pacífico occidental; de hecho, es más o menos de 40 a 50 centímetros (15 a 20 pulgadas) más de alto, cerca de Indonesia que fuera de Ecuador.

Gran parte de esta diferencia se debe a los vientos alisios tropicales, que predominantemente soplan de este a oeste a través del Océano Pacífico, acumulando el agua cerca de Asia y Oceanía. Cuando los vientos alisios se debilitan, ráfagas de viento vienen desde el oeste, el agua caliente del Pacífico occidental se desplaza en vastas y profundas ondas hacia el este y nivela el nivel del mar un poco. Mientras el agua caliente se desplaza hasta el este, se suprime la surgencia natural que por lo general mantiene aguas más frías en las costas americanas del Pacífico.

-inundaciones

Los mares y la atmósfera han estado haciendo exactamente eso en el año 2015. De acuerdo con las observaciones compiladas por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA), al menos tres ráfagas de vientos del oeste considerables han ocurrido en el Pacífico desde marzo, y cada una llegó poco antes de una onda de Kelvin en toda la cuenca.

Sequias

Esas ondas han elevado las temperaturas del agua en el Pacífico central y oriental en hasta 1,6 ºC (2.9 ° F) por encima de lo normal, lo que da un «fuerte» El Niño. Las aguas cálidas de la costa oeste de las Américas han dado lugar a un tiempo más cálido y más húmedo en tierra, así como ráfagas de tiempo lluvioso. Al mismo tiempo, Indonesia y otras partes del Pacífico occidental han sido inusualmente secas.

Aunque las condiciones actuales de la superficie del mar y de los vientos están haciendo un El Niño fuerte, no se sabe si será o no un rival de El Niño de 1997-1998.

Fuente: tiempo-Ram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *