Foto meteorológica del día

«El dedo de Dios»

Supercelda

El movimiento frontal, cuando sucede, está determinado por el movimiento del aire en la zona más fría del frente. Cuando el aire frío avanza, el frente se denomina frente frío; si el aire frío se retira, se lo considera un frente cálido. Cuando no se mueve, se habla de un frente estacionario y cuando un frente frío –que se mueve más rápido- se superpone a un frente cálido o estacionario, se habla de una oclusión o un frente ocluido. El choque de las masas de aire generalmente produce turbulencia, por lo que los frentes usualmente se asocian con algún tipo de precipitación. Pueden provocar tormentas, tornados y otros tipos de condiciones severas.

Vía: repsol

Una respuesta

  1. Esto también es muy frecuente de verse, y uno con tantos saltos que la vida misma nos proporciona, muchas veces simplemente lo vemos, nos llama la atención, y al instante estamos con «OTRO TEMA…»

Responder a TOMAS DORAN Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *