Ciencia Curiosidades y rarezas El clima El tiempo atmosférico

El curioso «arcoriris blanco»

Cuando la niebla no es muy espesa y los rayos del sol la atraviesan, en algunas ocasiones puede aparecer como un arco iris, pero sin colores, es casi blanco.

El origen de este fenómeno óptico es el mismo que el del arco iris: la reflexión de los rayos del sol en las gotitas, pero en este caso no son de lluvia, sino que son las pequeñísimas partículas que forman la niebla, las que impiden la formación de los colores.

Esta interferencia de la onda dentro de las gotitas minúsculas genera un arco en un arco doblado y casi descolorido.

Aunque no es necesario ir hasta la Antartida, tierra de pingüinos para ver un arco de niebla. Hay que buscarlos siempre que el sol, este bajo aún, y comience a brillar en una mañana nebulosa o con neblina.

Las dos fotos siguientes muestran dos arcos: uno formado en un banco de niebla marítimo y otro en una niebla de montaña a punto de desaparecer.

 

(astromet.webcindario)

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *