Argentina

El «cazador de tormentas» de Pergamino

Por la módica suma de 50 mil pesos, el remisero Javier Pelourson afirma ser capaz de hacer llover o de frenar una tormenta. Algunos productores agrí­colas de Ramallo, Pergamino y San Pedro están convencidos de que las lluvias de los últimos dí­as, que contribuyeron a aliviar la severa sequí­a de la provincia de Buenos Aires, fueron obra de los poderes que manifiesta tener este peculiar personaje.

Antes de aprender a hacer llover, Javier descubrió que tení­a el don de detener a las tormentas. En el único artí­culo de su blog, Pelourson cuenta (alternando el uso de la primera y la tercera persona de manera confusa) que en 1997 se aproximaba una fuerte tormenta sobre Pergamino y que nuestro protagonista «sintió la necesidad de reducir su intensidad», lo que consiguió con una técnica desarrollada por él mismo, y que tardó unos cinco años en perfeccionar. A partir de entonces «decidió que la técnica debí­a conocerse y se enviaron e-mails a todos los servicios meteorológicos del mundo donde hubo varios que les interesó la novedad, y dijeron que lo iban a estudiar».

Los detalles de la técnica, por cierto, son algo desconcertantes. Javier explica en su blog que «la técnica es un conocimiento que le fue revelado sobre cómo se puede reducir la intensidad de un fenómeno climático extremo», sin mencionar quién le reveló dicho conocimiento, aunque se sospecha cierta participación divina. También asegura que «no se necesita ninguna tecnologí­a o herramienta mecánica o industrial para la aplicación de la técnica», que lamentablemente cuenta con un escollo importante: parece que sólo Javier -y nadie más que él- tiene el poder para aplicarla en cualquier lugar del planeta.

Lo cierto es que según se mencionó a mediados de enero en el diario La Nación, los diez milí­metros de lluvia que cayeron en San Pedro hace un par de semanas fueron el resultado de los trabajos realizados por Pelourson durante los dí­as anteriores, quien se comprometió a hacer llover un mí­nimo de 50 mm mensuales hasta el mes de marzo inclusive. Por ejercer sus poderes, el autodenominado «cazador de tormentas» cobra una suma que se niega a mencionar abiertamente, aunque de acuerdo a lo publicado en el diario Crí­tica, «es vox populi en Ramallo que por su don cobra 50 mil pesos cada trabajo».

Al ser entrevistado por este último diario, Javier Pelourson declaró que su actividad no está reñida con la Ciencia («me baso exclusivamente en la información del Servicio Meteorológico Nacional, esto no es imaginación mí­a»), pero parece que sin embargo él no le tiene mucha confianza («todos conocen que los pronósticos están errando, entonces es cuando uno tiene que hacer su trabajo tomando el pronóstico meteorológico nacional para darle credibilidad al trabajo.»)

Una caracterí­stica que distingue a nuestro «cazador de tormentas» es su disposición para aportar múltiples testigos de sus prodigios, con pelos y señales. En la lista de su blog figuran personas de cada lugar en donde Javier ha puesto en acción sus talentos, y se menciona por ejemplo a la empresaria Pochita de La Granja o al farmacéutico Omar López de Pergamino, incluyendo hasta sus números telefónicos para convencer a los escépticos que no crean en las palabras del propio Pelourson.

Javier Pelourson, el 'cazador de tormentas' de Pergamino

La cantidad que cobra Javier por su trabajo se justifica con el enorme esfuerzo de voluntad y de fe que tiene que realizar para cumplir con lo pactado, tal como escribió Eduardo Campos en el blog Noticias de San Pedro en noviembre de 2008, cuando se comprometió a hacer llover en esa localidad y estuvo a punto de fracasar: «los pesitos sampedrinos que debe haberse llevado a Pergamino le han costado bastante sufrimiento, los dí­as pasaban y pasaban y de la lluvia ni noticias. El muchacho andaba como seco de vientre para la misión encargada, hací­a fuerza y aparecí­an nubes, hací­a más fuerza todaví­a y aparecí­an relámpagos, cerraba los ojos y fruncí­a’¦ el ceño y se oí­an truenos, pero agua ni de casualidad. Hasta que casi vencido el plazo el pobre Javier pudo respirar en el asiento delantero izquierdo de su remisse y gritar ¡Eureka!».

Javier Pelourson no es la primera persona -ni tampoco la última- en asegurar que puede hacer llover recurriendo a métodos no tradicionales. Hace un tiempo mencionamos a Charles Hatfield y su quí­mico «acelerador de humedad»; incluso en Argentina existe el antecedente del ingeniero Juan Baigorri Velar y su máquina de ondas electromagnéticas, sobre el que en algún momento les contaremos su historia. Claro que nuestro «cazador de tormentas» los supera ampliamente ya que no necesita aparatos ni sustancias misteriosas para dominar a las lluvias según su voluntad.

En nuestra opinión, todaví­a no estamos convencidos sobre qué cosa resulta más increí­ble: si los supuestos poderes sobrenaturales del remisero de Pergamino, o el hecho de que exista gente dispuesta a pagar una cantidad tan disparatada de dinero para que efectúe su «trabajo».

111 respuestas

  1. qe chanta x favr!…no se como puede haber tanta gente asi hoi en dia!

  2. hoy lo escuche hablar a este tipo en la radio de mi ciudad y el chabon me parecio un chanta total… y mala onda si tendria el poder de hacer llover q lo haga gratis q se pomocione … quien le va a pagar 50 mil? esta re loco

  3. este tipo tiene un pifie barbaro ¡¡..
    pero lo hace porque seguro que,a parte de querer estar en los medios,algun peso de mas debe agarrar..
    debe ser facil salir de un dia para otro hablando idioteces y diciendo tener don o poderes magicos…
    la gente te da pelota,te lleva a los medios,te tira unos pesitos por el valor y la caradura de salir en tv,y vos volves a casa contento…
    pero obviamente,siempre hay un gil que le cree y que se deja llevar po cualqueir tipo estupido de creencias…
    ese tipo,es el que esta manipulado,por soretes y sinverguenzas como el señor »cazatrmentas»
    que solo juega al azar con las probabilidades del tiempo y con la fe ciega de la gente desesperada…
    estos tipos merecen una minima pena..
    asi se termina la falsedad,la mentira,el engaño y un monton de idioteces.

  4. Por Dios pero que cara de gil tiene este fenomeno, Flaco te recomiendo que sigas laburando en tu remis y te dejes de hacer estupideces y de molestar a la gente, eso no te lo crees ni vos, CHANTA, ojala te agarre la AFIP como a todos los idiotas que nos agarró y termines en cana por no pagarle el porcentaje al fisco de lo que curras con tu supuesto don. El unico Don que tenes es el de no saber ni DON de estas parado en tu vida. Chanta

  5. MIRA SOLO EL HOMBRE VUELVE A TROPEZAR CON LA MISMA PIEDRA, FIJATE A TRAVEZ DE LA HISTORIA CUANTA GENTE DIJO LO MISO……… SIN OFENDER NI PERDER EL RESPETO, PERO HASTA CUANDO VAMOS A SEGUIR SIENDO TAN INGENUOS, Y SI COBRA….. BUENO BUENO…… ESTA MAS CLARO QUE SI LE HECHAS AGUA. PORQUE SR JAVIER MEJOR NO SE DEDICA A TRABAJAR ASI GANA LA PLATA MAS DECENTEMENTE. SALUDOS

  6. HOY LO VI A JAVIER CON ANABELA, POR CRONICA, EN NINGUN MOMENO QUERIA DECIR CUANTO COBRARA. QUE ÉL HACE TRATO CON SOCIEDADES RURALES, MUCHOS PRODUCTORES. SI ES TAN BUENO, PORQUE NO VINO AL CHACO, QUE DURANTE 11 MESES NO LLOVIO Y MURIERON MILES DE ANIMALES, POR LO MENOS ASI CON ANTECEDENTES Y/O DEMOSTRACIONES, EN ARGENTINA LO CONTRATAN Y LO PUEDAN HACER DESDE EL MUNDO.- NO DIGO QUE ES UN CHANTA, PERO DEBE DEMOSTRAR PARA QUE LA GENTE LE CREA.

  7. acabo de ver la nota con Anabela…la verdad es que este chico claramente deja entender dos cosas…una que no tiene todos los patitos en fila…otra que es de acero quirijico…¡¡¡MIRA QUE TRATAR DE EMULAR A DIOS!!!…de-jate de jodeeeeerr…jajajaja

  8. Javier Pelourson:HACÉ MUCHO QUE NO HACÉS LLOVER EN ROSARIO,ARGENTINA: ESPERO TORMENTAS FUERTES Y QUE EL CIELO SE PONGÁ NEGRO……..EN ENERO……..QUIERO QUE CAIGA 100 milímetros EN ROSARIO SANTA FE,ARGENTINA….ESPERO MUCHA TORMENTA ELÉCTRICA…..Y LLUVIAS intensa….viento muy fuerte y granizo….quiero en rosario,argentina invocá las tormentas fuertes…..en ENERO Y FEBRERO EN ROSARIO,ARGENTINA…….

  9. En la zona de la Violeta le garparon 120.000 pesos y lo vi con mis propios ojos, fue el jueves pasado este fin de semana llovió. CHAN¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *