Medio ambiente Salud

Con las lluvias y la humedad, el dengue se toma revancha

La constante suba de temperatura en la temporada de primavera- verano, permite que los huevos eclosionen (nazcan las larvas) y haya una población de mosquitos que tienen el virus y puede trasmitir enfermedades.

Respecto a las condiciones actuales, influyen un montón, porque el calor, la humedad y la lluvia hacen que los mosquitos sigan vivos. “La posibilidad de que haya transmisión de dengue está absolutamente relacionada con la abundancia de los mosquitos. Lluvia, humedad y calor es lo que necesita el mosquito para reproducirse. Y al haber más mosquitos hay más probabilidad de que –si hay casos, como está habiendo– piquen y transmitan dengue”, señaló.

Por eso, siempre se pide a los vecinos que eliminen los criaderos. Ahora que llovió, si uno tenía portamacetas afuera o si las hojas que están cayendo de los árboles frenan las canaletas, ahí se acumula el agua. Y con el calor, el huevo eclosiona y el mosquito sigue vivo.

Cualquier recipiente capaz de acumular agua puede convertirse en un criadero pero algunos pueden producir gran cantidad de mosquitos. Por ejemplo, las cubiertas de automóviles son excelentes criaderos tanto por su forma (que impide volcar el agua), su material (aislante) y su color oscuro que permite mantener la temperatura adecuada para el desarrollo del mosquito.

Este mosquito también se puede criar en un departamento

Dentro de un ambiente cerrado también hay elementos ideales para la reproducción del Aedes aegypti. Los platos bajo las macetas, los floreros y las plantas en frascos con agua son criaderos muy frecuentes en viviendas, oficinas, escuelas, hospitales, etcétera.

El dengue

¿Cómo se transmite?

La transmisión se produce a través de la picadura de las hembras de mosquitos Aedes aegypti infectados, nunca de persona a persona. Después de un periodo de incubación del virus en el mosquito que dura entre 4 y 10 días, éste puede transmitirlo durante toda la vida.
El mosquito Aedes aegypti vive en hábitats urbanos, se reproduce principalmente en recipientes artificiales y se alimenta durante el día. Por eso, las picaduras aumentan en la mañana y el atardecer, en el que pica a más de una persona.
Aunque no sucede con frecuencia, las mujeres embarazadas también pueden transmitir el dengue a su bebé durante el embarazo.

¿Cómo se detecta?

Una persona con dengue presenta fiebre elevada (40 °C), acompañado por dos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los ojos, dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos, sangrado de nariz y encías, agrandamiento de ganglios linfáticos o erupción en la piel.

¿Cómo se trata?

No existe un tratamiento específico para el dengue. Si se presentan síntomas de dengue, es importante acercarse a un centro de salud, no automedicarse con aspirinas ni ibuprofeno y mantener el volumen de los líquidos corporales.

Con información de: mspbs, Clarin, huesped.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *