Astronomía Ciencia Curiosidades y rarezas Desde el espacio

Cómo traerán muestras de rocas de Marte a la Tierra

El primer paso lo tiene la misión Mars Perseverance, con un sofisticado sistema de recolección, que la NASA lanza el 17 de julio

Las muestras de la Luna que el Apolo 11 trajo a la Tierra fueron las primeras que la humanidad recibió de otro cuerpo celestial. La próxima misión Mars Perseverance de la NASA, que se lanza el 17 de julio, será el primer paso para traer muestras de rocas de Marte a la Tierra.

El Mars Perseverance contará con el mecanismo más complejo, capaz e impecable jamás enviado al espacio: el sistema de almacenaje de muestras.

En el Centro Espacial Kennedy de Florida, durante el pasado 20 de mayo, se cargaron a bordo del rover los últimos 39 de los 43 tubos de muestreo ubicados en el corazón del sistema de muestras, junto con el conjunto de almacenamiento que los sostendrá. (Los restantes cuatro tubos fueron previamente cargados en diferentes lugares en el sistema de almacenaje de muestras).

Mientras que muchas personas piensan en el Perseverance como un robot, en realidad es más como un grupo de robots trabajando conjuntamente.

Ubicado en la parte frontal del Perseverance, el sistema de almacenaje de muestras está compuesto por tres robots, siendo el más visible el brazo robótico de dos metros de largo. Atornillado a la parte delantera del chasis del rover, este brazo con cinco articulaciones porta una gran torreta que incluye un taladro percusivo giratorio para colectar muestras de roca y regolito de Marte, roca quebrada y polvo.

El segundo robot parece un pequeño platillo volador construido en la parte delantera del rover. Llamado carrusel de broca, este aparato es el último intermediario en todas las operaciones de muestras de Marte: proporcionará brocas y tubos de muestras vacíos al taladro y luego trasladará los tubos ya llenos de muestras al armazón del rover para su evaluación y procesamiento.

El tercer robot del sistema de almacenaje de muestras es un brazo de manejo de muestras de 0,5 metros de largo, apodado por el equipo como el «brazo T. rex». Situado en el área ventral del rover, empieza donde el carrusel de broca termina, moviendo los tubos de muestras entre las estaciones de almacenaje y documentación, así como el carrusel de broca.

Todos estos robots necesitan operar con la precisión de un reloj. Pero donde el típico cronómetro suizo tiene menos de 400 piezas, el sistema de almacenaje de muestras tiene más de tres mil.

La misión de astrobiología del explorador buscará señales de restos de vida microbiana. Caracterizará el clima y la geología del planeta, colectará muestras para su futuro transporte a la Tierra y allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo.

La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) ya están planificando las dos misiones posteriores (de seguimiento) necesarias para traer a la Tierra las muestras extraídas por la misión.

Vía: Conocedores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *