Ciencia Medio ambiente

Bajo la superficie de la Antártida

¿Cómo se puede monitorear lo que ocurre debajo de la capa de hielo de la Antártida y descubrir estructuras inimaginables? Con GOCE.

Bajo la superficie de la Antártida

Un artículo publicado recientemente en Journal of Geophysical Research: Solid Earth describe cómo un equipo de científicos ha combinado datos de gravedad obtenidos por el satélite GOCE con modelos sismológicos para obtener información sin precedentes sobre la litosfera, la parte exterior de la Tierra formada por la corteza y el manto superior, bajo la Antártida.

Los nuevos hallazgos revelan, por ejemplo, que bajo la región occidental la corteza terrestre es comparativamente más delgada, con unos 25 kilómetros de espesor, y el manto es viscoso a menos de 100 kilómetros. En cambio, la región oriental constituye un antiguo escudo cratónico. Allí, la roca del manto presenta propiedades sólidas a más de 200 kilómetros de profundidad. También existen grandes variaciones en la temperatura del manto bajo la Antártida, lo que provoca que el suelo se eleve o hunda a velocidades muy distintas a lo largo del continente helado.

Estas nuevas limitaciones en el grosor cortical y litosférico son, además, fundamentales para estimar el flujo geotérmico de la Antártida y cómo afecta a la fusión subglacial y al flujo del manto de hielo.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *