Desde el espacio El tiempo en el mundo

Australia en llamas por culpa de la sequía y el calor

Incendios en el sur de Australia

Una fuerte ola de calor con temperaturas de más de 41 ºC, acompañada de una prolongada sequí­a, ha dado lugar al incendio masivo más trágico en la historia de Australia. Las ví­ctimas se cuentan por centenares y no se descarta que algunos focos de incendio hayan sido producidos intencionalmente. Las siguientes imágenes nos presentan un estremecedor testimonio de la situación que atraviesa el estado de Victoria, el más castigado por las llamas.

Hace escasos dí­as, la Oficina Meteorológica australiana informaba sobre la extraordinaria ola de calor registrada en el sureste de esa nación a fines de enero de 2009. Los meteorólogos destacaban no sólo las inusuales temperaturas sino también la extensa duración de este fenómeno: por ejemplo, en la ciudad de Kyancutta se alcanzaron los 48.2 ºC de temperatura máxima, en tanto que varias localidades vecinas batieron sus propios récords de temperatura durante varios dí­as consecutivos.

Ola de calor en Australia

El gráfico superior nos muestra las anomalí­as térmicas medidas entre el 25 de enero y el 1 de febrero. Los tonos azules señalan las temperaturas por debajo del promedio (debidos a la presencia de lluvias torrenciales en el norte del paí­s, también inusuales), en tanto que los tonos rojizos indican los valores que están por encima de las temperaturas normales para la época y el lugar. El rojo más intenso corresponde al estado de Victoria, y las autoridades de la Oficina Meteorológica ya alertaban sobre el elevado riesgo de incendio en dicha zona.

Focos de incendio en el sur de Australia - imagen satelital

Pocas horas más tarde, comenzaron los incendios. Se estima que la caí­da de algunos rayos causó la aparición del fuego en el sur australiano. La extrema sequedad de la vegetación y un viento de intensidad moderada provocó la multiplicación de los focos de incendio a gran velocidad. El sensor MODIS del satélite Aqua de la NASA registró la presencia de numerosos focos de incendio el dí­a 9 de febrero, que en la imagen satelital que vemos más arriba se distinguen por su contorno de color rojo (haciendo click sobre la imagen se pueden observar a mayor resolución). También se destaca la espesa humareda que se desplaza hacia el Norte.

Las consecuencias de los incendios resultaron tremendas, tal como lo evidencian las imágenes de la agencia de noticias Associated Press que vemos más abajo. En estos momentos, las autoridades luchan contra el fuego de manera incansable, ayudados por un leve descenso de la temperatura; desafortunadamente, varios pueblos fueron completamente consumidos por las llamas y el número de ví­ctimas fatales continúa aumentando, en lo que constituye el más trágico incendio en la historia de Australia.

Incendios en el sur de Australia

Un bosque en las afueras de Kinglake aparece completamente carbonizado, mientras que el suelo se encuentra cubierto por un espeso manto de cenizas. La fotografí­a fue tomada el 8 de febrero, el dí­a que el Primer Ministro Kevin Rudd comparó a la situación que atravesaba su paí­s como «un infierno», y también deslizó sospechas de intencionalidad como causa de algunos de los focos de incendio.

Incendios en el sur de Australia

Incendios en el sur de Australia

Incendios en el sur de Australia

Los bomberos australianos trabajan denodadamente para detener el avance del fuego con sus mangueras, autobombas y helicópteros. Poco a poco, la situación está siendo controlada y los focos de incendio son apagados uno por uno, mientras las autoridades ruegan por una mejora en las condiciones meteorológicas que los ayude en su esfuerzo por sofocar las llamas.

Incendios en el sur de Australia

Incendios en el sur de Australia

Incendios en el sur de Australia

El fuego arrasó por completo con poblaciones enteras como Kinglake, al sur de Melbourne. Las construcciones resultaron í­ntegramente destruidas y muchos no alcanzaron a evacuar el pueblo lo bastante rápido, con fatales consecuencias. Por desgracia, varios pobladores fallecieron calcinados dentro de sus vehí­culos, tratando de huir infructuosamente del acoso de las llamas.

Incendios en el sur de Australia

Incendios en el sur de Australia

El calor producido por los incendios resultó tan intenso que incluso las llantas de aleación de algunos automóviles se derritieron totalmente, convirtiéndose en una pasta metálica sobre el suelo.

36 respuestas

  1. TERESA EL 14-02 -09 A 22:
    SEí‘ORES DE NUESTRO CLIMA VIVIR UNA SITUACION SEMEJANTE ME DA TERROR …¿CUAL ES LA CAUSA QUE LO OCASIONA ?YA SE VIO EN AUSTRALIA ALGO SEMEJANTE.¡¡¡QUE LAMENTABLE!!!PERDER TANTAS VIDAS
    GRASIAS X PEDIRME UNA RESPUESTA SIN PALABRA

  2. De que sirven los gobiernos… La tierra es nuestra… de todos .. sus tentadores recursos … son de algunos ,
    De qué sirven los gobiernos entonces constituí­dos por aquellos que usan la politica como el medio de enriquecerse meteoricamente
    A quién representan los que no representan las necesidades de todos ?Quien puede decir en este planeta … lo que pase aotros no me pasara a mi, porque tengo los medios económicos para evitarlo! Qúe absurdo! Qué torpe ignorancia ! Han desangrado a la Madre Naturaleza… Han derrochado sus recursos parahacer de ellos un negocio! Y Los pueblos? queremos eso los pueblos? Donde está nuestra voz… que teme expresarse… por miedo Si los gobiernos no cuidan a su gente …. si los gobiernos del mundo no cuidan a nuestro hogar La tierra, Australia será solo el comienso de la furia ya desatada de la Madre naturaleza…. Madre amorosa ,equilibrada… Que nos fue dada para mostrarnos armonia belleza, perseverancia Qué hemos hecho? Con esta irreventente humana ignorancia que se destaca a veces en las esferas del poder ,teñida de una peligrosisima indiferencia… Talar las selvas, cambiar el curso a los rios… extinguir especies ,atarnos entre nosotros Solo nos queda rezar ….Hemos elegido con la razón y el corazón o simplemente lo hemos hecho con nuestros mezquinos bolsillos ?Cuando despertaremos a la verdad que significa que un pueblo unido es mas fuerte… que la absurda indiferencia de aquellos que jamas oyen a quienes los eligen… MIs lagrimas por Australia….

  3. Los comentarios parecen muchos de ellos las guerras de Moria Casan, con el resto de las chicas del «ambiente».-
    soy de un pequeño pueblito del departamento San Martí­n, provincia de Santa Fe, República Argentina, y mucho me preocupa el tema «ecologí­a»… Ahora me pregunto yo: ¿de los que opinamos de sobre quien recae la responsabilidad de lo que está sucediendo con nuestro clima: quien se preocupa en realidad por forestar (en las medidas de las posibilidades de cada uno), quien se preocupa por no contaminar el ambiente, en hacer que nuestro planeta sea un sitio placentero para que vivamos?
    Un abrazo a todos.-
    PACALO

  4. ¿Quién es el Sr Eduardo Ferreyra?
    Bajo un manto de distinciones académicas y cuidadosa selección de artí­culos y noticias pretende demostrar la existencia de un fraude en relación a la problemática del cambio climático.
    Visitando su sitio web (mitosyfraudes.org) se puede ver claramente qué intereses representa este señor y cuál es su postura polí­tica (ultraderecha).
    Por ej, en el home hay una sección llamada «LINKS A OTROS SITIOS CONFIABLES» Basta investigar estos «sitios confiables» para revelar la verdadera naturaleza e intenciones de la «Fundación Argentina de Ecologí­a Cientí­fica»
    Breve investigación de algunos de estos «sitios confiables»

    – JunkScience.com, creado y mantenido por Steven Milloy, comentador de la cadena Fox News (medio estadounidense de derecha) quien tiene amplias conexiones con la industria del petróleo y el tabaco (chequear referencias en este artí­culo de Wikipedia http://en.wikipedia.org/wiki/Steven_Milloy)
    No sólo recibe beneficios como lobbista de las mencionadas industiras, sino que se ha embarcado en una cruzada contra la ciencia del calentamiento climático y otras relacionadas con la ecologí­a y salud pública. Sostiene que los riegos de fumar son mucho menores que los reportados por la comunidad cientí­fica, que los fumadores pasivos no existen (a contramano de montañas de evidencia), que el adelgazamiento de la capa de ozono es natural, etc.
    Más información: http://info-pollution.com/milloy.htm

    – The Heartland Institute, un think-tank (organizaciones dedicadas a la provisión de consejos e ideas en economí­a, polí­tica pública, defensa, medio ambiente, etc. Generalmente se dedican a realizar lobby) de derecha con profundas vinculaciones a ExxonMobil y tabacaleras (Tobacco and Freedom http://www.heartland.org/suites/tobacco/). Este instituto esponsorea conferencias de escépticos del cambio climático, conferencias donde no aparece investigación nueva (http://www.realclimate.org/index.php/archives/2008/01/what-if-you-held-a-conference-and-no-real-scientists-came/), donde se paga a los «cientí­ficos» por asistir y/o firmar peticiones y donde se repiten los mismos nombres año tras año (Steven Milloy, Ross McKitrick, Patrick Michaels, Marc Morano, Robert L. Bradley Jr. y otros «personajes» de similar calibre)
    Mas información:
    http://info-pollution.com/warming.htm
    http://conwebwatch.tripod.com/stories/2007/morano.html
    http://conwebwatch.tripod.com/stories/2007/nbsheppard2.html
    http://www.sourcewatch.org/index.php?title=Heartland_Institute
    http://www.sourcewatch.org/index.php?title=The_2008_International_Conference_on_Climate_Change

    Lectores de Nuestro Clima, ya pueden hacerse una idea de quién es el Sr. Eduardo Ferreyra y qué intereses favorece. Los invito a usar Google para que comprueben con sus propios ojos que hay detrás de los llamados escépticos del cambio climático. La ciencia se beneficia enormemente del escepticismo, pero en el caso del cambio climático se trata de denialismo con oscuras intenciones de por medio.

  5. Lucas, no soy Eduardo Ferreyra, pero igual quiero contestar porque veo que te metiste con los escépticos en general, y además me siento capaz de refutar muchos de tus «argumentos». También tengo ganas de discutir. Primero, veo que ustedes los adictos al calentamiento global causado por el hombre no pueden sino decir que los escépticos están comprados por cuanta petrolera existe. Lo de siempre, pero no van a reconocer nunca que de su lado tienen a un tipo llamado Michael Mann que se mandó dos tremendos fraudes, un gráfico donde mostraba un calentamiento desmedido (modificando todos los datos con dudosos métodos estadí­sticos y eliminando el perí­odo cálido medieval), y otro estudio donde usando los mismos métodos trataba de demostrar que la Antártida se habí­a calentado en los últimos 50 años. Nada fuera de lo común, tomar un par de estaciones meteorológicas, «estimar» los datos donde faltan y listo. Suficiente, ya se sabe que chantas como este sobran.
    Después hablás de sitios poco confiables, y ponés como prueba un artí­culo de la Wikipedia, donde cualquiera, incluso un lobbista (pero a favor de la teorí­a del calentamiento, por supuesto) puede cambiar la información a su antojo, y como lo que ponga va a ser polí­ticamente correcto, nadie se lo va a cambiar.
    Por lo que se ve ni siquiera leí­ste la página de Eduardo Ferreyra, porque muchos gráficos que aparecen en los artí­culos son de la NASA y otros organismos oficiales.
    Por último, hablás de la derecha varias veces, y la ultraderecha, por lo que me imagino que debés ser de izquierda. Bueno, mejor investigá qué hicieron tus amigos soviéticos en el Mar Aral. Buscá en la Wikipedia para hacerlo más fácil.

  6. Me olvidaba una cosa muy importante, que lo fuerte del cambio climático no se basa tanto en lo que pasó sino en lo que va a pasar. Esto surge simplemente de los modelos de simulación del clima, con los que nos quieren vender el clima dentro de 20, 30 o 50 años, como si realmente pudieran predecirlo, ya que todos sabemos que los pronósticos suelen errar hasta cuando dicen lo que pasará en pocas horas.

  7. Lucas,

    Cuando los “calentones” no tienen argumentos recurren a desprestigiar a los escépticos. Siempre los presentan como pagados por las petroleras y las tabacaleras –los dos grandes demonios de nuestra época. Pero si las cifras sirven para algo, la satánica Exxon ha sido acusada de haber gastado $19 millones de dólares para financiar a los “escépticos del clima”. También, hace poco, de que habí­a ofrecido $10.000 dólares al cientí­fico que probase que el calentamiento global es un fraude. Ridí­culo. Un estudio más o menos serio para investigar el clima no baja del millón de dólares.

    Pero el grupo de cientí­ficos que publican tantos estudios alarmistas sobre el clima han estado recibiendo la nada fea suma de 2.000 millones de dólares por año durante 20 años –tan sólo del gobierno de Estados Unidos, para probar que el calentamiento global es causado por el hombre y que es necesario desarticular la economí­a mundial para salvar al planeta. $19 millones contra $80.000 millones? No me extraña que la gente crea que el mundo está por terminarse por culpa de las actividades del hombre.

    Y Pablo tiene razón, Wikipedia es un fenomenal centro de desinformación en lo que la clima se refiere. El principal manipulador y «Sheriff» del sitio es un cientí­fico del British Antarctic Survey (los que falsamente alegan haber descubieto el agujero de ozono) de Gran Bretaña llamado William M. Connolley, que borra de manera constante e inmediata toda entrada que sea contraria a la teorí­a antropogénica de calentamiento. En la blogosfera es conocido como «Wiki» Connolley. Hacé un Google con esa clave y verás los resultados: http://tinyurl.com/cpdejp es el link a una búsqueda en Google con esa clave y si vas a este link podrás comprobar que no hay manera en que alguien pueda publicar algo en Wikipedia mostrando la verdad sobre el fraude del calentamiento global.

    Ahora, si concés algún directivo de Exxon (o Repsol/YPF, da lo mismo) que quiera financiarme, pasále la dirección de nuestro sitio web y decile que los cheques no están llegando como ustedes afirman que lo hacen. A nosotros nos ignoran.

    Buena ayuda te han dado tus amigos de Greenpeace con todos esos links. Greenpeace me ha colocado a mí­, a la Fundación Atlas de Bs. Aires y a Patrick Moore (uno de sus fundadores y desertor hace años) como sus peores enemigos en Argentina. Un honor inmerecido.

  8. Además, estos «liberals» hablan de la «Republican War on Science». Les comento, muchachos, Clinton y Al Gore durante los 90’s le cortaron fondos a William Gray, escéptico del calentamiento global. Eso sí­ que se llama promover la ciencia eh!
    Eduardo, no te preocupes, este tipo seguro habrá sido mandado por un think-tank liberal, o algún lobby pro-NWO.
    Saludos!!!

  9. @Emiliano,
    Entonces, de acuerdo a tu opinión, sólo los liberales/progresistas son quienes sustentan el hecho del cambio climático, mientras que los escépticos son todos de derecha/ultraderecha?
    Además, según tu opinión, la “Republican War on Science” es inexistente? (http://www.americantheocracy.net/)
    No te parece sospechoso que quienes niegan (ser escéptico es una cosa, negar es otra) el cambio climático sean los mismos que:
    – Niegan la existencia del fumador pasivo.
    – Niegan la conexión entre VIH y SIDA o incluso la misma existencia del SIDA.
    – Niegan la conexión entre CFCs y el adelgazamiento de la ozonosfera.
    – Presentan toda la ciencia relacionado al medio ambiente como un ataque a los «valores tradicionales» y al capitalismo.
    – Promueven los alimentos genéticamente modificados y atacan a quienes realizan o estudian agricultura orgánica/sustentable.
    – Niegan parcialmente o totalmente el hecho de la evolución y promueven el creacionismo/diseño inteligente.
    – Las «investigaciones» de los «escépticos» son/fueron financiadas por think-tanks de derecha (The Heartland Institute, The Heritage Foundation, Cato Institute, The American Enterprise Institute, The Discovery Institute, The Hudson Institute, Atlas Economic Research Foundation, The Competitive Enterprise Institute), empresas petroleras, etc.
    – Las «investigaciones» de los «escépticos» son publicadas/divulgadas en medios de derecha (Washington Times, Fox News, Weekly Standard, National Review, Rush Limbaugh)
    http://monde-diplomatique.es/2003/03/alterman.html
    Finalizando, decidiste cerrar tu intento de argumento invocando teorí­as conspirativas (New World Order) que carecen de algún tipo de sustento real (excepto en la mente de los derechistas, donde la palabra multilateralismo evoca la Internacional Comunista o algo por el estilo) y trataste de vincularme con algún think-tank progresista. Para tu información, soy sólo un estudiante con tiempo libre en febrero.

    @Pablo,
    Por el tono de tu mensaje, tengo la impresión de que sos un escéptico genuino y que estás deseoso de encontrar la verdad. Yo mismo en este blog he criticado ciertas posturas exageradamente alarmistas y notado como la climatologí­a, siendo una disciplina relativamente reciente, sufre de algunas lagunas en la concepción del clima. Voy a refutar punto por punto tus argumentos:
    – «Esto surge simplemente de los modelos de simulación del clima, con los que nos quieren vender el clima dentro de 20, 30 o 50 años, como si realmente pudieran predecirlo, ya que todos sabemos que los pronósticos suelen errar hasta cuando dicen lo que pasará en pocas horas.»
    Clásico error. Estás confundiendo meteorologí­a (el estudio del tiempo) con la climatologí­a (el estudio del clima). Un pronosticador puede decir lo siguiente «Se aproxima un frente frí­o que traerá lluvias y descenso de temperaturas». Esto no le interesa a un climatólogo. Un climatólogo te va a decir que viví­s en una zona de clima templado oceánico, con vientos predominantes del SO y una temperatura media anual de 10 ºC. No sólo la meteorologí­a y la climatoloí­a tienen diferentes campos de acción, también usan diferentes herramientas. Por ej., la climatologí­a (especialmente la paleoclimatologí­a) hace uso de la glaciologí­a, la oceonografí­a, la dendrocronologí­a, el estudio de isótopos de oxí­geno o nitrógeno, el estudio de sedimentos, la paleontologí­a, etc. Además, los modelos de predición son distintos. Un meteorólogo te dice que mañana la máxima rondará los 32/33 ºC, un climatólogo te dice que la temperatura media anual de tu región será 1,5 ºC más elevada en el curso de 50 años.
    – «hablás de la derecha varias veces, y la ultraderecha, por lo que me imagino que debés ser de izquierda. Bueno, mejor investigá qué hicieron tus amigos soviéticos en el Mar Aral. »
    Te recomendarí­a que antes de hablar de polí­tica, ideologí­a y filosofí­a investigaras en profundidad para presentar argumentos coherentes. En primer lugar, no soy izquierdista. Podrí­a describirme como un centrista al estilo europeo. En EUA, alguien que se denomina centrista es en realidad un conservador moderado (de los pocos existentes). La restauración conservadora de fines de los 70s/principios de los 80s (con Reagan y Thatcher a la cabeza) produjo un pronunciado giro a la derecha de buena parte de la sociedad occidental en gral. y la sociedad estadounidense en especial. Ser liberal/progresista se convirtió en mala palabra y muchos partidos de centro-izquierda tuvieron que adoptar ideas y plataformas centristas o de derecha para preservar alguna parte del electorado. «Casualmente» este abrupto gira a la derecha coincide con el comienzo del ataque de la derecha sobre la ciencia en gral. (evolución, salud pública) y especialmente sobre la climatologí­a.
    En segundo lugar, la izquierda (al igual que la derecha) está llena de matices. Según tu argumento ser de izquierda = ser soviético/stalinista. En la izquierda existen varias posturas moderadas (socialdemocracia, progresistas, partidos de trabajadores, etc) y extremistas (maoí­smo, stalinismo, anarquismo, trotskismo, etc). En tercer lugar, simpatizar con posturas liberales/progresistas no significa hacer la vista gorda con la Unión Soviética, la Cuba castrista o China. El desastre del mar de Aral no es la única catástrofe ecológica de la ex URSS. Basta mencionar a Chernobyl, los sitios de producción, testeo y almacenamiento de armas de destrucción masiva en Asia Central, Norilsk, etc (http://www.worstpolluted.org/)
    – «Por lo que se ve ni siquiera leí­ste la página de Eduardo Ferreyra, porque muchos gráficos que aparecen en los artí­culos son de la NASA y otros organismos oficiales.»
    Leí­ buena parte de la página de Eduardo Ferreyra como para argumentar coherentemente. Citar en el home a Steven Milloy (JunkScience.com) y a The Heartland Institute como fuentes confiables es suficiente como para hacer sonar las alarmas. Uno esperarí­a encontrar links a revistas cientí­ficas prestigiosas, blogs/sitios de cientí­ficos reales, whitepapers, etc. Por el contrario, dos de los links apuntan a un comentador de una cadena de derecha con fuertes ví­nculos a las petroleras y tabacaleras (Sr. Eduardo Ferreyra, puede Ud. desmentir las vinculaciones de Steven Milloy con ExxonMobil y Altria, aprobar sus comentarios sobre fumadores pasivos, evolución y demás? Puede Ud. probar que cada acusación, convenientemente referenciada, hecha contra Steven Milloy son sólo ataques ad hominem?) y a un think-tank de ultraderecha con ví­nculos a las mismas corporaciones. Por qué en el home no hay links a Nature, las academias nacionales de ciencia, los servicios meteorológicos, Geophysical Research Letters, etc?
    Por otra parte, es común que los denialistas tomen datos de organizaciones «pro-AGW» y los manipulen para presentar cualquier punto de vista. Clásico de ejemplo de usar estadí­sticas e investigación cientifí­ca para divulgar mentiras (http://www.realclimate.org/index.php/archives/2008/12/2008-year-in-review/)
    – «Después hablás de sitios poco confiables, y ponés como prueba un artí­culo de la Wikipedia, donde cualquiera, incluso un lobbista (pero a favor de la teorí­a del calentamiento, por supuesto) puede cambiar la información a su antojo, y como lo que ponga va a ser polí­ticamente correcto, nadie se lo va a cambiar.»
    Me parece que no sabés cómo funciona Wikipedia. Wikipedia es una enciclopedia abierta donde casi cualquiera puede editar, modificar o mejorar los artí­culos, siempre y cuando se respeten los estándares de publicación, verificación, citación, etc. De hecho, leyendo entre lí­neas tu argumento, estás sugiriendo que Wikipedia es manipulada con fines polí­ticos o de propaganda de izquierda. Hay estudios que certifican que Wikipedia es por lo menos tan fiable como la Enciclopedia Británica, el estándar en enciclopedias (http://www.nature.com/doifinder/10.1038/438900a http://slashdot.org/article.pl?sid=07/07/24/0114228&from=rss). Wikipedia no es perfecta ni mucho menos, pero se puede usar con confianza como punto de investigación si se toman en cuenta las referencias.
    Para terminar, según tu opinión, el artí­culo de Wikipedia sobre Steven Milloy es difamatorio y parcial? Las 57 referencias, los links a periódicos prestigiosos, los documentos de Philip Morris USA es todo invento de una mente maquiavélica?
    – «veo que ustedes los adictos al calentamiento global causado por el hombre no pueden sino decir que los escépticos están comprados por cuanta petrolera existe.»
    Hay que reconocer que existen serios errores en la comunicación cientí­fica del cambio climático. No solo hay que lidiar con el analfabetismo cientí­fico de gran parte de la población, también hay que la luchar con la tendencia de los medios de comunicación masivos a reportar incorrectamente y basarse en emociones en lugar de hechos. No es de sorprenderse que los escépticos (tanto los verdaderos como los lobbistas) critiquen la forma de comunicar el cambio climático al ciudadano promedio («nos vamos a morir», «el nivel del mar va a subir 300 m» etc). Sin embargo, confiar en la montaña de evidencia a favor de la teorí­a de cambio climático antropogénico no te hace un adicto.
    Por qué los «escépticos» son financiados/divulgados por think tanks de derecha? Podés probar que todas las acusaciones de vinculos con ExxonMobil y otras petroleras son falsas?
    Por qué los «escépticos» sólo aparecen en medios/publicaciones conservadoras/ultraconservadoras? Por qué los escépticos del cambio climático son los mismos escépticos de la evolución, de los riesgos del tabaquismo, de el poder destructivo de los CFCs? Realmente podés aceptar que todo es una gran teorí­a conspirativa para dominar el mundo, imponer ideologí­as de extrema izquierda, volver a la Prehistoria, asegurar financiamiento para investigaión?
    – «un tipo llamado Michael Mann que se mandó dos tremendos fraudes, un gráfico donde mostraba un calentamiento desmedido (modificando todos los datos con dudosos métodos estadí­sticos y eliminando el perí­odo cálido medieval), y otro estudio donde usando los mismos métodos trataba de demostrar que la Antártida se habí­a calentado en los últimos 50 años. Nada fuera de lo común, tomar un par de estaciones meteorológicas, “estimar” los datos donde faltan y listo. Suficiente, ya se sabe que chantas como este sobran.»
    Mann no eliminó el periodo cálido medieval (que por otra parte fue un fenómeno limitado principalmente al hemisferio norte) en ningún momento. Las conclusiones de su investigación dicen que el calentamiento actual es igual o mayor al de ese periodo.
    Sobre dudosos métodos estadí­sticos:
    http://www.pnas.org/content/105/36/13252
    http://www.pnas.org/content/106/6/E11.full
    (Proceedings of the National Academy of Sciences of the USA)
    http://www.realclimate.org/index.php/archives/2007/05/start-here/
    Sobre el supuesto enfriamiento de la Antártida:
    http://www.realclimate.org/index.php/archives/2009/02/antarctic-warming-is-robust/

    La respuesta a Eduardo Ferreyra la dejo para otro momento en el que disponga de 15/20 minutos libres.

  10. – No dije que la Republican War on Science sea inexistente, dije que se limita desde ambos lados a la información, o tengo que escribirlo en Comunismo para que lo entiendas?
    – Del SIDA y demás no hablo porque no tengo conocimiento.
    – Hay think-tanks de Izquierda que financian también. Estamos en la misma.
    – Los medios de Izquierda también publican apocalí­pticos pronósticos: CNN, MSNBC, etc.
    – El NWO no es ninguna teorí­a conspirativa, y menos sin sustento. El propio Kennedy habló de ello, querés saber cómo terminó? El diario The Times, hace poco tituló: «And now, for the World Government». También podrí­a señalarte toooodas las conexiones con logias masónicas de los polí­ticos de hoy. En fin, pero no quiero cargar de polí­tica un blog sobre el clima, pero si querés, te paso por mail cualquier información que necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *