Astronomía Curiosidades y rarezas Fotografías

5 exquisitas postales con Luna

Además de ser un hermoso astro, la Luna ha maravillado a los hombres por su aparente vida. Hablamos de su vida cuando decimos que cambia de color y de tamaño bastante a menudo.

Para explicar cómo cambia de color la luna podemos comenzar utilizando un ejemplo: seguramente alguna vez hayan visto un atardecer desde una playa, bueno, se habrán dado cuenta de que conforme el sol se va ocultando, él y también el cielo van tomando un color anaranjado y dejando un degradado en la atmósfera de la misma forma que un arcoiris.

Esto se debe principalmente a que los rayos del sol atraviesan capas más extensas de la atmósfera. La atmósfera está llena de partículas de diferentes tipos, en gran parte oxígeno y nitrógeno. Estas partículas tienen un tamaño similar (o un poco menor) que el de la longitud de los rayos de luz.

Cuando estos rayos de luz atraviesan las partículas se dispersan, o sea, se dividen en rayos de varios colores. Cuando el sol se encuentra sobre nosotros atraviesa la atmósfera y sus rayos se dispersan. Dependiendo del ángulo en el que se encuentre el sol en relación a nosotros proyectará diferentes colores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *