Curiosidades y rarezas Fenómenos naturales Volcanes

Volcanes en erupción, una peligrosa atracción turística

Visitantes sin preparación ponen sus vidas en riesgo para presenciar en primera persona estos fenómenos geológicos.

Mientras los locales viven con preocupación la actividad volcánicadel Anak Krakatoa, que a finales del 2018 se cobró la vida de más de400 personas a causa del tsunami que originó, turistas de todo el mundo se acercan a Indonesia para presenciar en primera personaeste fenómeno geológico. El caso del ‘hijo’ del legendario Krakatoa, surgido tras la mayor erupción de la historia en 1883, no es una excepción. Los v olcanes en activo se han convertido en una peligrosa atracción turística, que se ha cobrado ya la vida de más de un curioso.

Una reciente investigación publicada por la británica Royal Geographical Society revela el crecimiento que ha registrado el turismo volcánico en las últimas décadas. La autora, la geógrafa Amy Donovan (Universidad de Cambridge), se centra en el caso islandés, donde los locales conocen la última erupción del Eyjafjallajökull (2010) como la “erupción turística”. Xavier Berástegui, subdirector general adjunto de Geología y Soporte a la Legalidad del Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya (ICGC) explica que “toda Islandia es un gran volcán. Se trata de una de las zonas volcánicas activas por excelencia”.

La doctora Amy Donovan alerta de que aunque los turistas suponen una importante fuente de ingresos para el país, también son un gran quebradero de cabeza para las autoridades locales, incapaces de evitar que se produzcan accidentes a pesar de sus esfuerzos y advertencias. La geóloga pone el ejemplo de dos turistas sin la equipación ni la preparación suficientes que se perdieron y murieron congelados en el glaciar del Mýrdalsjökull, de camino al volcán Katla.

“Desde la antigüedad, los volcanes han ejercido una gran atracción sobre los humanos”, afirma Berástegui. Pero todo lo que tienen de atractivos lo tienen de peligrosos, advierte el experto. “Son lugares donde es fácil que haya fatalidades. Además de corrientes de lava, los volcanes expulsan gases muy tóxicos y rocas fundidas, que se encuentran a unos 2.000 grados de temperatura”, explica. Una roca fundida del volcán Stromboli (Italia) fue la responsable de la muerte del biólogo catalán Albert Pérez-Bastardas, en 1986, con sólo 33 años.

Italia es otro de los destinos preferidos de los amantes de los volcanes y el riesgo. El país de la bota alberga cuatro grandes volcanes en actividad: el Vesubio (responsable de las ruinas de Pompeya), el Etna (uno de los más grandes del mundo); el Stromboli (uno de los más activos); y el Vulcano (cuyo nombre viene del dios romano encargado del fuego y los volcanes). Tal es la atracción que ejercen estos volcanes que Berástegui asegura que “es complicado encontrar un billete de avión para ir a la isla de Lípari”, la mayor del archipiélago de las islas Eolias, donde se encuentran el Vulcano y el Stromboli.

Más allá de Europa, el técnico del ICGC explica que la zona del mundo con mayor actividad volcánica es la que se conoce como el cinturón de fuego del Pacífico, donde se encuentran ‘paraísos volcánicos’ como Hawái, Japón, la costa oeste de EE.UU., Chile o Indonesia.

Vía: lavanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *