Curiosidades y rarezas Vida animal

¿Verdad o Mito? Los cocodrilos comen piedras para hundirse más profundo

Para empezar, ¿sabías que los cocodrilos comen piedras? Si no lo sabías este artículo te va a a encantar.

Y no es el único animal que lo hace. La pregunta es: ¿Por qué lo cocodrilos comen piedras? ¿Es verdad que los cocodrilos comen piedras para hundirse más profundo debajo del agua? ¿Verdad o Mito? ¿Qué piensas?

Como hemos dicho: Los cocodrilos sí comen piedras o más bien las tragan. ¿Por qué?

¿Por qué tragan piedras?

Para empezar, ¿sabías que los cocodrilos comen piedras? Si no lo sabías este artículo te va a a encantar.

Y no es el único animal que lo hace. La pregunta es: ¿Por qué lo cocodrilos comen piedras? ¿Es verdad que los cocodrilos comen piedras para hundirse más profundo debajo del agua? ¿Verdad o Mito? ¿Qué piensas?

Como hemos dicho: Los cocodrilos sí comen piedras o más bien las tragan. ¿Por qué?

Resultado de imagen para Los cocodrilos comen piedras para hundirse

¿Por qué tragan piedras?

Hay dos hipótesis ampliamente conocidas.

Ayuda para la digestión. Las rocas en el estómago de un cocodrilo pueden ayudarle a aplastar y moler la comida. Cabe destacar que los cocodrilos comen presas enteras o animales con conchas y huesos duros. Algunos científicos creen que las piedras les ayudan aumentar de peso y a sentirse llenos.

Le ayuda a sumergirse más profundo. Algunos creen que las piedras les ayudan a permanecer más tiempo bajo el agua y sumergirse más profundo. Les gusta flotar dejando fuera del agua sus ojos y fosas nasales para emboscar a su presa, pero un estómago lleno de rocas le ayudaría estar completamente bajo el agua.

La verdadera razón

Una nueva investigación replantea lo que se creía hasta entonces.

El paleontólogo Don Henderson ha demostrado que para que las rocas en el estómago de un cocodrilo realmente puedan tener un efecto en su flotabilidad, deben ser representar al menos el 6% de su masa corporal. Pero ha descubierto que sólo ocupan el 2%. De hecho el llenado y vaciado de los pulmones tienen un efecto mejor en su flotabilidad. Aun así podría ayudarle a evitar que el cocodrilo ruede de un lado a otro.

En palabras más sencillas, lo cantidad de piedras que comen los cocodrilos no son suficientes para que mejorar su flotabilidad; tendrían que comer muchísimas.

El museo paleontológico de la universidad de California admite que hay muchas cosas que desconocemos de los gastrolitos y función en los animales. “Un fenómeno aparentemente simple como el que los cocodrilos tragan rocas para hundirse, puede resultar más complicado de lo que parece“, admite.

Aunque estás hipótesis aportan información, aún deben comprobarse.

Ayuda para la digestión. Las rocas en el estómago de un cocodrilo pueden ayudarle a aplastar y moler la comida. Cabe destacar que los cocodrilos comen presas enteras o animales con conchas y huesos duros. Algunos científicos creen que las piedras les ayudan aumentar de peso y a sentirse llenos.

Le ayuda a sumergirse más profundo. Algunos creen que las piedras les ayudan a permanecer más tiempo bajo el agua y sumergirse más profundo. Les gusta flotar dejando fuera del agua sus ojos y fosas nasales para emboscar a su presa, pero un estómago lleno de rocas le ayudaría estar completamente bajo el agua.

La verdadera razón

Una nueva investigación replantea lo que se creía hasta entonces.

El paleontólogo Don Henderson ha demostrado que para que las rocas en el estómago de un cocodrilo realmente puedan tener un efecto en su flotabilidad, deben ser representar al menos el 6% de su masa corporal. Pero ha descubierto que sólo ocupan el 2%. De hecho el llenado y vaciado de los pulmones tienen un efecto mejor en su flotabilidad. Aun así podría ayudarle a evitar que el cocodrilo ruede de un lado a otro.

En palabras más sencillas, lo cantidad de piedras que comen los cocodrilos no son suficientes para que mejorar su flotabilidad; tendrían que comer muchísimas.

El museo paleontológico de la universidad de California admite que hay muchas cosas que desconocemos de los gastrolitos y función en los animales. “Un fenómeno aparentemente simple como el que los cocodrilos tragan rocas para hundirse, puede resultar más complicado de lo que parece“, admite.

Aunque estás hipótesis aportan información, aún deben comprobarse.

Vía: PlanetaCurioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *