Tiempo actual

«Veranito» en pleno Julio

'Veranito' en pleno Julio

Este tiempo loco no deja de sorprendernos. Mientras que en julio de 2007 una nevada histórica vestí­a de blanco a la República Argentina, un año más tarde tenemos temperaturas más propias del verano que de la temporada invernal. Los meteorólogos Gerardo Barrera y Carlos Eschoyez nos explican las causas de este insólito «veranito» y nos anticipan qué podemos esperar para los próximos dí­as.

¿Por qué las temperaturas son superiores a las normales en estos dí­as? Según Gerardo Barrera, «si bien durante los meses del otoño tuvimos un anticipo del invierno con varios dí­as donde las temperaturas mí­nimas fueron bastante bajas para la época, inclusive causando heladas en buena parte de la región central del paí­s, desde hace varios dí­as, por la particular disposición de sistemas de alta presión tanto en el Océano Pací­fico como en las costas de Brasil, las masas de aire frí­o que se desprenden desde el polo sólo afectan temporalmente a la región patagónica y el sur de la región pampeana. En cambio, el resto del paí­s percibe una sucesión de dí­as con viento Norte y abundante insolación, lo que permite acumular gradualmente la energí­a recibida, traduciéndose en un paulatino aumento de la temperatura que se aleja dí­a a dí­a de los valores normales de la época, en especial las temperaturas máximas.»

Por su parte, Carlos Eschoyez agrega: «En los análisis que desde hace cincuenta años vengo haciendo de Sudamérica, he notado muy claramente que ya no hay masas de aire polares con la frecuencia de aquellos primeros años sino algunas, muy pocas, de latitudes subpolares que no hacen descender las temperaturas a los valores tan bajos como antes. Por lo tanto, los inviernos son más cálidos, con escasas heladas y con marcas apenas bajo cero (hablando concretamente de la Pampa Húmeda). Se observan continuamente masas de aire con desplazamientos zonales (Oeste a Este) que sólo producen aumento de nubes, pocas lluvias y apenas una baja de algunos grados de la temperatura.»

Para Barrera, esta anomalí­a climática que estamos atravesando en el centro de la Argentina «no se trata de una situación permanente para el resto del invierno, ni algo que ocurra excepcionalmente esta vez, pues si consultamos las estadí­sticas de décadas anteriores, nos encontraremos con años donde la temperatura ha superado los 27ºC en el mes de julio, respondiendo a situaciones similares.»

¿Por qué se producen estas anomalí­as? Carlos Eschoyez opina que «es evidente que existe una serie de componentes que las provocan y no sólo uno aislado, ya que la atmósfera es tratada por los meteorólogos con modelos fí­sico-matemáticos a los cuales responde bastante bien, pero no exactamente. Por otro lado, desde que estoy en esta profesión no solamente cambiaron las ciencias debido al gran avance de la tecnologí­a (especialmente satélites y modelos por computadora), sino que aumenta constantemente la población de este bendito planeta, y la búsqueda del mayor confort y más alimentos nos hace contaminar el aire, la tierra y el agua cada vez más. Todo ello trae una consecuencia en cuanto al clima: las tierras que son hasta ahora feraces se convertirán en desiertos, y los desiertos seguramente en feraces.» Eschoyez añade con su humor caracterí­stico: «yo siempre digo en broma que empezaré a comprarme algunos campos en el Sahara, ahora que están baratos».

Con respecto al estado del tiempo para la zona central argentina durante los próximos dí­as, el meteorólogo Carlos Eschoyez pronostica que este «veranito» continuará, por ahora, algunos dí­as más, por lo menos hasta el miércoles. «Entre miércoles y jueves habrá una rotación del viento al Sur y una moderada disminución de la temperatura, pero no crean que serán temperaturas «invernales»; bajará entre 6 y 8 grados en la zona central».

Gerardo Barrera advierte que «no debemos dar por terminado el invierno, ya que hasta octubre existen posibilidades de llegada de extensas masas de aire frí­o desde el polo que alteren notablemente las temperaturas de un dí­a para otro, haciéndonos recordar que estamos en la temporada frí­a del año. Sin embargo, a medida que nos introduzcamos en la primavera estos episodios de frí­o durarán menos tiempo, ya que jugará un papel fundamental la mayor cantidad de energí­a que el Sol aporta en función de que los dí­as se hacen más largos. En este campo es la meteorologí­a sinóptica (la que se encarga del análisis del comportamiento atmosférico a corto plazo) la que tendrá una respuesta más concreta sobre el momento en que ocurran estos cambios repentinos que lo que se pueda predecir a través de las conclusiones sobre el estudio del cambio climático.»

¿Existe alguna relación entre el aumento de anomalí­as y el cambio climático? Carlos Eschoyez asegura: «Como consecuencia del cambio de los últimos cincuenta años, los veranos son menos cálidos y los inviernos menos frí­os. Se están «borrando» las fronteras estacionales, o mejor dicho: Hay menor amplitud térmica estacional.»

«Yo no quiero sacar conclusiones sobre cómo terminará esto. Lo dejo para que racionalmente, con el aumento de población y contaminación, las saquen los lectores.»

132 respuestas

  1. muy bueno lo de jimena pero querida no te hagas drama nadie muere en la vispera sino cuando Dios lo dis`pone inundaciones en santa fe siempre hubo

  2. necesito saber las fechas de las primeras heladas y las ultimas con un minimo aproximado de 10 años en la zona de El Durazno -Zanjitas. muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *