Agua Curiosidades y rarezas El clima El tiempo atmosférico El tiempo en el mundo Meteorología

Una boya detectó la ola más grande jamás registrada en el hemisferio sur: un monstruo de 24 metros

El martes 8 de mayo de 2018, una feroz tormenta sobre el océano Antártico generó una ola de 23,8 metros de altura, el equivalente a un edificio de ocho pisos. Según los oceanógrafos, es la ola más grande registrada en el hemisferio sur y una buena noticia para las surfistas, que notarán su energía al otro lado del planeta.

La ola fue detectada por una boya de MetOcean Solutions cerca de las islas Campbell, a unos 700 kilómetros al sur de Nueva Zelanda. Su altura batió el récord anterior de 22 metros (registrado en 2012 por una boya australiana), pero los científicos creen que la misma tormenta pudo causar olas aún más grandes, de más de 25 metros, que no fueron detectadas porque la boya solo almacena 20 minutos de información cada tres horas para conservar sus baterías.

 El hombre ha presenciado olas más grandes a lo largo de la historia. La importancia de esta ola registrada por una boya es que ayudará a los científicos a entender cómo se forman para poder prevenir una catástrofe en el futuro.
De acuerdo con MetOcean, la detección “es muy emocionante” y “aumentará nuestra compresión de la física de las olas en las condiciones extremas del Antártico”. A pesar de ocupar un 22% de la corteza oceánica, el océano Antártico es una cuenca poco estudiada.
Resultado de imagen para ola más grande jamás registrada en el hemisferio sur
Aquí, las tormentas pueden ocurrir en cualquier época del año y las fuertes rachas de viento generan olas que se propagan por todo el planeta. De hecho, se espera que los surfistas de California puedan jugar con estas olas cuando su onda expansiva llegue a la costa dentro de algunas semanas.

Durante la gran tormenta del martes, el viento alcanzó los 120 km/h, la misma velocidad que la ola, lo que permitió que esta creciera drásticamente a medida que el sistema avanzaba hacia el este. Sin embargo, el título de ola más grande jamás registrada lo mantiene el tsunami de bahía Lituya, en Alaska, causado por un terremoto de magnitud 8,3 en 1958. Medía 30,5 metros.

 

Vía: es.gizmodo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *