Ciencia Curiosidades y rarezas Energí­as alternativas Fotografías Medio ambiente

Un hotel en el Ártico que produce su propia energía

Estará ubicado al pie de un glaciar en el Círculo Polar Ártico. Promete impulsar el turismo sustentable.

El Ártico es el área alrededor del Polo Norte de la Tierra. Para muchos, se trata de un lugar misterioso. Sin dudas, la vista blanca y el silencio eterno resultan atractivos para quien busca una vacaciones diferentes y aman el ecoturismo.

Dentro de muy poco tiempo, será inaugurado un hotel llamado Svart que estará ubicado al pie de un glaciar e impulsará el turismo sustentable en el área.

El estudio noruego Snøhetta anunció la construcción de este hotel que reduce su consumo de energía en un 85 % en comparación con uno moderno y, además, producirá su propia energía.

El hotel estará ubicado al borde de un fiordo, al pie del glaciar Svartisen. De forma circular, Svart tendrá una extensión desde la costa, al pie de la montaña Almlifjellet y hacia las aguas cristalinas del fiordo Holandsfjorden. La forma circular aportará la vista panorámica del fiordo y potenciará la experiencia de convivir con la naturaleza del Ártico.

El estudio noruego afirma que el hotel está diseñado según el estándar de construcción “Powerhouse”, un sistema desarrollado por Snøhetta. Éste promete que en el transcurso de 60 años, generará más energía renovable que la cantidad total de que se requeriría para mantener su funcionamiento diario, y para construir, producir materiales y demoler el edificio.

Además, Snøhetta promete bajo impacto ambiental durante la construcción del Svart. “Es un factor esencial para crear un destino turístico sostenible que respete las características únicas del sitio; las raras especies de plantas, las aguas limpias y el hielo azul del glaciar Svartisen”, afirma el socio fundador del estudio, Kjetil Trædal Thorsen.

La construcción está inspirada en la arquitectura local. La estructura de soporte del hotel será construida a partir de postes de madera resistentes a la intemperie que se extenderán varios metros debajo de la superficie del fiordo. Los postes aseguran la mínima huella sobre el sitio y le darán al edificio una apariencia casi transparente.

Luego de un mapeo para estudiar la radiación solar, el proyecto ubicó a las habitaciones, los restaurantes y las terrazas de forma estratégica para aprovechar la energía del sol. Además, el techo del hotel estará revestido con paneles solares producidos con energía hidroeléctrica limpia que reducirá aún más la huella de carbono.

En cuanto a las fachadas, éstas serán una protección contra la insolación en el verano, eliminando así la necesidad de enfriamiento artificial. Mientras que durante los meses de invierno, cuando el sol está bajo, los grandes ventanales permitirán un máximo de insolación para explotar la energía térmica natural.

El Svart (que significa negro y también azul, en noruego antiguo) será único en su tipo debido a su ubicación en el Ártico. Pero para verlo habrá que esperar al 2021, la fecha prevista para la inauguración.

 

 

Vía: planetavivo.cienradios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *