Derecho ambiental Medio ambiente Social World

Se tiran a la basura millones de flores por el COVID-19

Los Países Bajos destruyen millones de flores por ausencia de compradores cusado por el coronavirus que ha marchitado las ventas.

Es la temporada de tulipanes en los Países Bajos, pero este año los productores están destruyendo millones de flores al día, en escenas sin precedentes, ya que la pandemia de coronavirus ha reducido la demanda.

Montañas de tulipanes, rosas, crisantemos y otras flores destinadas a la destrucción han estado esperando la última semana en el mercado de flores más grande del mundo.

Las flores de colores brillantes que normalmente podrían haber estado destinadas a un gesto romántico o el Día de la Madre son recogidas por los cavadores y luego arrojadas par su destrucción.

«La única solución es que los destruimos», dijo Michel van Schie, portavoz de Royal FloraHolland, una gran casa de subastas de flores. «Esta es realmente la primera vez que tenemos que hacer esto. La subasta holandesa existe desde hace más de cien años, y esta es la primera vez que estamos en una crisis así».Royal FloraHolland dijo que se está destruyendo entre el 70 y el 80 por ciento de la producción anual total de flores de los Países Bajos.

Es un duro golpe en un país donde los tulipanes son tanto un símbolo de identidad nacional como los molinos de viento, el queso y los zuecos.

El cierre de tiendas y negocios causado por el brote de coronavirus que está arrasando el mundo tendrá consecuencias «dramáticas», dice Prisca Kleijn, directora de la Asociación Real de Productores de Bulbos. «Nunca habíamos visto algo así antes», dijo. «Ya no hay demanda de flores debido a la coronacrisis en toda Europa».

La crisis ha llegado en «el peor momento del año» para los cultivadores de tulipanes, agregó.

«Llega el Día de la Madre y los cultivadores de tulipanes comienzan a cosechar desde enero hasta abril-mayo, así que es justo a mediados de la temporada, cuando tienen que ganar su dinero», dijo Kleijn.

Con los compradores aparentemente dispuestos a almacenar lo esencial a medida que el virus ataca, la asociación dijo que estaba comenzando una campaña para alentar a los clientes a «comprar flores, no papel higiénico».

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *