Fenómenos naturales Huracanes

Se afianza un mínimo en la actividad de ciclones tropicales en abril de 2019

Casi sin ciclones tropicales nombrados. El inicio de abril de 2019 nos ha traído un mínimo en la actividad de ciclones tropicales nombrados o “vigilados”. Solo uno está activo.

Sólo el débil ciclón 23S WALLACE se mantenía relativamente activo con vientos máximos de 40 kt y una presión mínima de 993 hPa a 6 de abril de 2019, y debilitándose al noroeste de Australia.

Imágen IR de 23 WALACE del 6 de abril de 2019 y trayectoria prevista. CIMSS

Esta sequía de ciclones tropicales nombrados contrasta con la gran actividad de borrascas o ciclones no tropicales en latitudes medias de la primavera/ otoño en el Hemisferio Norte/ Hemisferio Sur.

Idai fue el último y gran ciclón tropical nombrado del hemisferio sur, de mediados de marzo de 2019, que afectó a Mozambique y países limítrofes causando más de 800 muertes directas y graves destrozos en infraestructuras.

El centro académico se basó en la observación de los fenómenos El Niño y La Niña, y las temperaturas en el Atlántico, explicó ayer Philip J. Klotzbach, jefe de investigaciones del Departamento de Ciencias Atmosféricas de la CSU.

“Este reporte es nuestra mejor estimación de la potencial actividad de huracanes con las condiciones atmosféricas y oceánicas observadas la temporada pasada”, manifestó Klotzbach. 

El informe, que incluye casi cuatro décadas de datos compilados por la CSU, detalla que El Niño, en el Pacífico, se ha debilitado.

Según Klotzbach, si esa situación persiste, habrá menos posibilidades de que se formen huracanes, por el impacto de El Niño en los vientos del Caribe.

“Habrá menos combustible para la formación de ciclones tropicales y para la intensificación de esos ciclones”, debido a que la atmósfera estará más estable y más seca, precisó el experto.

Debido a ello se anticipan 13 tormentas con nombre, entre el 1 de junio y el 30 de noviembre, con 5 huracanes, 2 de ellos con vientos sostenidos de unos 180 kilómetros por hora; es decir, categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson, de un máximo de 5.

En otras palabras, será ligeramente menos que en 2018, que tuvo 15 tormentas con nombre, de las cuales 8 se convirtieron en huracanes y 2 de ellos fueron de categoría mayor, o sea, superiores al grado 3, dice el pronóstico.

Según Klotzbach, la temporada de huracanes prevista para 2019 “exhibe características similares” a las de 1987, 1991, 2002 y 2009, que tuvieron menos huracanes que el promedio.

Finalmente, la CSU calcula que existe el 48 % de probabilidades de que un huracán afecte algún lugar de la Costa Este de Estados Unidos, y el 28 % de probabilidades de que un ciclón impacte esa costa, incluyendo toda la península de Florida.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

dca.gob

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *