Agua Medio ambiente

¿Sabes qué son las zonas muertas del océano?

Hay algunos lugares del océano donde la vida ya no es posible. Aquí te contamos por qué sucede esto. La información es clave para empezar a revertir el daño.

Los problemas ambientales crecen, las aguas se calientan y los animales se extinguen. Los hechos prueban que es necesario redoblar los esfuerzos para salvar el planeta. Mientras sigamos consumiendo como hasta ahora y manteniendo el nivel de contaminación, la vida en la Tierra peligrará cada vez más. De hecho, hay lugares donde la vida ya no es viable.

Se le llama zonas muertas a distintas zonas en los océanos donde el bajo nivel de oxígeno, o la falta de este, crea parches de silencio total. Allí la vida no tiene cabida. A pesar de ser un fenómeno natural, que ocurre usualmente en el oeste de los continentes debido al impacto de la rotación de la Tierra sobre las corrientes oceánicas, la intervención del hombre ha incrementado el problema.

Desde la mitad del siglo XX, las aguas abiertas del océano han incrementado sus zonas muertas por cuatro y, en las costas, el problema ha crecido incluso 10 veces. Esto se debe sobre todo a la escasez de oxígeno, lo cual implica que aún hay vida, pero esta comienza a ser cada vez menor.

Según Jacque Cousteau hijo, las zonas muertas son producto de la combinación del incremento de nutrientes en el agua y el aumento de temperatura que favorecen el florecimiento de bacterias que extraen el oxígeno del agua. Los deshechos industriales, los químicos que alteran la estructura de los ecosistemas marinos, las zonas de plástico que son tan grandes como continentes… la lista de productos humanos que están dañando los mares parece incrementar día a día, y a pesar de que seguimos buscando métodos para contaminar menos, la magnitud del problema muestra que el esfuerzo debe ser más grande.

Estas zonas muertas están creciendo sobre todo porque al incrementar la temperatura del planeta, y con éste la del agua, la esperanza de vida de los animales marinos se reduce en un 74% y su requerimiento de oxígeno incrementa un 16%. Por lo tanto, los animales marinos están perdiendo el oxígeno y al mismo tiempo requieren más de este para sobrevivir.

Se necesitan cambios radicales, desde lo local hasta lo global para realmente combatir el cambio climático y detener la extinción masiva y las zonas muertas que cada vez crecen un poco más.

Fuente: Labioguia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *