Curiosidades y rarezas El clima El tiempo atmosférico Meteorología

Rayos detectados cerca del Polo Norte sorprende a los meteorólogos

El sábado 10 de agosto de 2019 saltaba la noticia en las redes sociales sobre raros rayos detectados cerca del Polo Norte.

Muy pocas veces se detecta este fenómeno eléctrico asociado a tormentas dentro del Océano Ártico. Pero el 10 de agosto se detectaron rayos a 85 ºN 126ºE y a solo 500 km del Polo Norte, según informó en un tuit el Servicio Meteorológico Nacional- NWS en Fairbanks, Alaska. Este es uno de los rayos más septentrionales en los registros observados, dijo el NWS.

No se disponen de climatologías muy finas de rayos en el océano Ártico o dentro del Circulo Polar Ártico pero estos fenómenos son muy raros debido a la ausencia de tormentas activas que dejen rayos en la zona. De hecho algunas comunidades de indígenas árticas no disponen de palabras para los rayos, relámpagos y truenos.

La presencia de rayos en verano en zonas de latitudes altas de Escandinavia, Canadá, Alaska y Siberia que caen dentro del Circulo Polar Ártico es conocida, cuando las tormentas se desarrollan en situaciones de inestabilidad. La singularidad de los rayos del 10 de agosto es que están muy cerca del Polo Norte.

La mayoría de los rayos en todo el mundo ocurren desde el ecuador hacia las latitudes medias donde las tormentas son frecuentes tanto en tierra como en el mar donde la convección y as tormentas aparecen periódicamente. Las regiones frías del Ártico y de la Antártida son poco propensas para el desarrollo de tormentas y descargas eléctricas. Sobre los polos no hay rayos, según las climatologías disponibles.

Densidad de rayos detectados en el periodo 2013-2017 por la red global de detección de rayos de la empresa Vaisala

Los rayos del sábado del 10 de agosto cerca del Polo Norte probablemente se debieron a tormentas asociadas a una masa de aire inestable venida del sur en la zona. Las descargas fueron detectadas por la red de detección global de descargas de la empresa Vaisala. No existen, lógicamente, redes específicas locales o nacionales en la zona.

No se sabe aún si el calentamiento del planeta hará en el futuro que los rayos aparezcan en zonas muy cerca del Polo Norte cuando borrascas activas y masas de aire más inestables penetren cada vez más hacia el norte.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *