Actividad solar Astronomía Ciencia

¿Qué es un “jerk” geomagnético?

El campo magnético de la Tierra es notoriamente inconstante. El polo norte mismo ha estado vagando por el Ártico durante siglos.

Actualmente, se está desplazando desde el norte de Canadá hacia Siberia en un camino impredecible que ha provocado actualizaciones apresuradas de los modelos magnéticos mundiales. Y luego están los «tirones o sacudidas geomagnéticas».

Cada 3 a 12 años, el campo magnético de la Tierra se acelera repentinamente en una dirección u otra, un fenómeno que ha desconcertado a los científicos desde que fue reconocido a fines de los años setenta.


Tasa de cambio en los campos magnéticos verticales en el observatorio de Honolulu (azul) y en la órbita de la Tierra (rojo). Los cambios repentinos en la pendiente indican sacudidas geomagnéticas. ESA

La sacudida más reciente ocurrió en 2017 luego de una rápida secuencia de cambios similares en 2008, 2011 y 2014. Hay evidencia de que las sacudidas se remontan a 1901. Algunas son globales, se sienten en todas partes, mientras que otras son regionales, abarcan solos continentes o menos. La imprevisibilidad de las sacudidas ha complicado los esfuerzos para pronosticar el geomagnetismo.

Un nuevo estudio puede resolver el misterio. En un artículo publicado el 22 de abril de 2019 en Nature Geoscience, Julien Aubert (Instituto de Física de la Tierra de París) y Christopher C. Finlay (Universidad Técnica de Dinamarca), describen cómo crearon un modelo informático para las sacudidas geomagnéticas basadas en la física de las ondas hidrodinámicas en el núcleo fundido de la tierra.



De acuerdo con su modelo, los tirones se originan en crecientes grumos de metal que se forman en lo profundo de nuestro planeta. Estas burbujas de movimiento lento pueden tardar 25 años en llegar a la parte superior de la zona de convección. A medida que avanzan hacia arriba, las burbujas interrumpen el flujo normal de las corrientes generadoras de campos magnéticos y, a su vez, causan las sacudidas. El modelo reproduce con éxito la forma y el calendario de los eventos recientes.

Las sacudidas geomagnéticas son solo un aspecto de la variabilidad magnética de la Tierra. A nivel mundial, el campo magnético de la Tierra se ha debilitado en más del 10% desde el siglo XIX con un descenso aún más rápido en la década de 2000. Los datos satelitales muestran que los cambios son desiguales. Según CHAMP, Ørsted y SWARM, el campo se ha debilitado recientemente en alrededor de un 3,5% en latitudes altas en América del Norte, mientras que se ha fortalecido en un 2% en Asia. La región donde el campo está más débil, la Anomalía del Atlántico Sur, se ha movido de manera constante hacia el oeste y se ha debilitado aún más en aproximadamente un 2%.

En la actualidad, nadie puede predecir estos cambios. Sin embargo, el exitoso modelo de sacudidas de Aubert y Finley sugiere que una comprensión más profunda puede estar al alcance.

Vía: Tiempo (Revista RAM)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *