El clima Fenómenos naturales Tormenta

Qué diferencia hay entre huracán y tornado

Tanto los huracanes como los tornados son fenómenos naturales que, con motivo del cambio climático, cada vez se están volviendo más comunes y más agresivos. Pero, a la hora de diferenciar uno y otro, no siempre sabemos decir qué es lo que caracteriza a cada uno de ellos. Por lo general, se asume que el huracán es más grande que el tornado, pero, más allá de eso, ¿qué diferencia hay entre huracán y tornado?

Si quieres saber un poco más sobre las diferencias entre los tornados y los huracanes, y descubrir los lugares en los que se pueden producir estos fenómenos.

Por qué se suelen confundir el huracán y el tornado

Los huracanes y los tornados son fenómenos naturales diferentes pero que todo el mundo termina asociando entre sí cuando, en realidad, las causas de uno y otro son bien distintas. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que, desde la perspectiva humana, tanto los huracanes como los tornados se entienden como fenómenos atmosféricos que se caracterizan por un marcado movimiento circular. Es decir, en ambos casos, vamos a tener un espacio atmosférico en el que el viento se va a mover en forma de círculos. Esto es algo a lo que normalmente no estamos acostumbrados, ya que lo más común es que el viento se mueva en direcciones lineales. Así que, cuando lo hace en forma de círculo, de forma rápida asociamos estos fenómenos entre sí independientemente de sus características más profundas.

Sin embargo, a pesar de esta similitud entre los huracanes y los tornados, la realidad es que ambos fenómenos son muy diferentes entre sí, tanto en la forma de generarse como en la forma de actuar. Además, se trata de fenómenos que se distinguen entre sí también por el tamaño y por la duración de los mismos. Lo que viene a reafirmar que, pese a ese movimiento circular que los hace tan característicos, se trata de fenómenos completamente diferentes entre sí.

Presta atención a las siguientes líneas porque en ellas explicaremos en profundidad qué diferencia hay entre huracán y tornado.

Por qué se suelen confundir el huracán y el tornado

Cómo se forma un huracán y un tornado, la principal diferencia

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, tanto la formación de uno y otro son completamente distintas. Así, estas son las formas en las que se crean estos fenómenos del aire:

Cómo se forma un huracán

En el caso del huracán se estará hablando de un sistema tormentoso que se caracteriza por que circula de forma cerrada alrededor de un centro de baja presión. Es decir, se trata de una tormenta que gira en círculos sobre sí misma, en torno a un centro caracterizado por las bajas presiones. De este modo, al ser una tormenta, produce fuertes vientos y lluvias muy abundantes.

Cómo se forma un tornado

Por el contrario, un tornado se forma a partir de una masa de aire que gira sobre sí misma y que tiene dos extremos bien definidos, uno que está en contacto con una nube (en concreto una nube del tipo cumulonimbus) y otro que está en contacto con la superficie de la tierra. De esta forma, a diferencia del huracán, no estamos hablando de una tormenta, sino de una masa de aire que se mueve debajo de una nube concreta y bien definida. Por lo que, además de formarse de maneras diferentes, se trata de fenómenos atmosféricos distintos.

Más diferencias entre huracán y tornado

Por otro lado, existen diferencias significativas relativas al lugar y al tamaño de cada uno de estos fenómenos. Así, estas son otras de las principales diferencias entre tornados y huracanes:

Lugar de formación

En el caso de los huracanes, se originan siempre sobre los océanos, y es necesario que la temperatura de de la superficie sea superior a los 27ºC. Mientras que, en el caso de los tornados, lo más habitual es que se formen sobre tierra firme (aunque pueden darse casos excepcionales sobre el agua).

Además, los huracanes tienden a formarse en en cinturón tropical (entre los 5 y los 15 grados de latitud). Mientras que en el caso de los tornados los más común es encontrarlos en zonas de latitudes medias (es decir, entre los 20 y los 50 grados de latitud).

Tamaño diferente

Así mismo, existen grandes diferencias respecto al tamaño de cada uno de estos fenómenos. En el caso de los huracanes se estará hablando de un diámetro que puede ir desde los 500 a los 1.800 kilómetros. Esto hace que, a pesar de que se trate de un movimiento circular, cuando se está dentro del huracán, dicho movimiento no se perciba, ya que, desde la perspectiva humana, el aspecto es la de una tormenta muy violenta. Del mismo modo, en el caso de los tornados, su diámetro nunca suele superar los 250 metros, lo que los convierte en fenómenos mucho más fáciles de identificar a simple vista.

Más diferencias entre huracán y tornado

La duración

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, precisamente debido al tamaño, la duración de uno y otro es diferente. Los huracanes pueden durar días o semanas, mientras que en el caso de los tornados este tiempo se reduce a unos pocos minutos u horas en los casos más largos.

La velocidad de un huracán y un tornado

Finalmente, otra de las diferencias que caracterizan a huracanes y tornados son las velocidades que sus vientos llegan a alcanzar. En el caso de los huracanes, lo más normal es que los vientos oscilen entre los 120 y los 240 km/h.

Sin embargo, en el caso de los tornados, a pesar de ser más pequeños, la velocidad de sus vientos puede llegar a superar los 500 km/h, lo que hace que puedan ser fenómenos tan destructivos incluso en el caso de los más pequeños.

 

Vía: EcologiaVerde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *