Astronomía Ciencia Curiosidades y rarezas Desde el espacio

Partículas fantasma que bombardean la Tierra. ¿Qué son y representan un peligro?

Cientos de misteriosas partículas procedentes del cosmos pasan por nuestro planeta cada día. ¿Son un peligro?. El 22 de septiembre de 2017, el detector IceCube que se encuentra en el Polo Sur captó inesperadamente una partícula muy especial: un neutrino.

os neutrinos son partículas extremadamente pequeñas que viajan por el universo atravesando todo a su paso: estrellas, planetas, lunas, personas. Es capaz de atravesar lo que sea y no interactúa con ninguna otra partícula en todo el universo, lo que los hace muy difíciles de detectar.

Pero en septiembre de 2017 apareció un neutrino que se encontraba a más de un kilómetro bajo el hielo, y lo que lo hacía tan único era su gran energía, un indicador de que proviene de galaxias muy lejanas.

Su detección ha resuelto un gran enigma de más de 100 años de antigüedad.

La partícula fue detectada en una estación científica en el Polo Sur (IceCube, NSF)

El descubrimiento fue publicado en la revista Science y certifica los descubrimientos hechos por el físico Victor Hess en 1912 acerca de los rayos cósmicos, que están compuestos por protones y núcleos atómicos. Desde entonces, los astrónomos se enfocaron en darle una explicación al origen de estos rayos.

Según informa el artículo publicado por Science, la partícula proviene de una galaxia en espiral que cuenta con un agujero negro en su centro y gira a una muy alta velocidad. Esta galaxia se llama TXS 0506+065, y se encuentra a unos 4.000 millones de años luz.

Las partículas pudieron ser visibles gracias al telescopio espacial Fermi de la NASA y los telescopios MAGIC en las Islas Canarias. El cuerpo no emite luz, por lo que fueron de gran ayuda los telescopios, que captaron las emisiones de rayos gamma.

Los neutrinos son muy difíciles de detectar (Shutterstock)

Los científicos suponen que la galaxia en espiral es el origen de estos rayos. Hasta ahora se pensaba que solo los objetos más violentos del universo podían generar rayos cósmicos, y las galaxias en espeiral no son consideradas como objetos violentos.

Desde la detección del IceCube, se han identificado más de una docena de neutrinos hallados originalmente en el periodo 2014-2015, que vendrían de la misma galaxia remota.

Los científicos concluyeron que las partículas fantasma desvelan qué sucede en los confines más oscuros y violentos del universo, pero ellas en sí mismas nos son peligrosas, y probablemente todos hemos sido atravesados por algunas de ellas a lo largo de nuestras vidas.

 

Vía: Labioguita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *