Tiempo actual

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Hugo W. Barzola, lector de nuestro blog, nos acercó este material con impactantes fotografí­as sobre una terrible tempestad que le tocó experimentar en aguas de Tierra del Fuego, en el año 1973. Hugo se desempeñaba como buzo profesional y estaba trabajando en las inmediaciones del estrecho de Magallanes cuando se desató una fortí­sima tormenta con enormes olas, que golpeaban sobre las embarcaciones de manera aterradora.

Indudablemente, la prioridad de los marinos era la supervivencia y no la elaboración de un documental, así­ que las primeras fotos del evento fueron tomadas por Hugo 48 horas después, desde una embarcación fondeada en lugar seguro. A pesar de ello, las imágenes del mar encrespado provocan escalofrí­os de sólo pensar en lo que Hugo Barzola y sus compañeros de trabajo tuvieron que soportar apenas unos dí­as antes.

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Otras imágenes, más espectaculares todaví­a, fueron captadas recientemente por integrantes de la compañí­a petrolera Total, que también se encontraba trabajando en la zona del estrecho. En las fotografí­as se observa a los remolcadores Seacor Lenga y posiblemente el Seacor Laredo, luchando contra una peligrosa tempestad y resistiendo el embate de olas gigantescas, que literalmente los pasaban por encima.

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Olas gigantes en aguas del sur argentino

Como ya comentamos en nuestro artí­culo La odisea del “Stolt Surf”, las tormentas en alta mar son verdaderamente temibles, ya que al estrépito de rayos y truenos, a la fuerza del viento y el fragor de la intensa lluvia hay que sumarle el comportamiento brutal de un mar embravecido, que sacude a los naví­os de forma violenta y continua. La sensación de encontrarse en un débil cascarón de metal sometido a la furia de los elementos, sin poder hacer mucho más que resistir y esperar que la tormenta amaine, es para poner los pelos de punta.

Por supuesto, invitamos a Hugo a ampliar el relato de su experiencia y responder a las inquietudes de los lectores, en los comentarios de esta nota.

45 respuestas

  1. nesecitaria si ustedes me podrian conseguir el email de la petrolera para poder mandar mi C.V muchas gracias

  2. Reconozco los dichos de ambos exponentes al comentario y me sumo ya que por espacio de veinte años ininterrumpidos naveguí¨ en todo tipo de embarcaciones pesqueras, desde buques de noventa metros de eslora, (que es el largo del buque), para los que no conocen, desde adelante hacia atras, o en terminos nauticos desde proa a popa., comunmente denominados factorias., langostineros, y fresqueros de diversas dimensiones. He experimentado de norte a sur, en el mar argentino y ocí¨ano atlí ntico, todo tipo de inclemencias maritimas, desde las mas leves a las mas violentas, una de las í¹ltimas acaecidas de tamaña magnitud fuí¨ en 1994., cuando del puerto de Mar del Plata, salieron tras cortar sus cabos, buques como el Marcelina de Ciriza, sin gobierno ni propulsion, todo bajo los agentes climí ticos mencionados. Por í¨sa fecha me encontraba pescando prí²ximo a la costa uruguaya, y precisamente donde se hallaba el ojo de la tormenta, siendo abordados por una ola superior al buque que lo abatí¬o por la banda de estribor, la nave se estremecií² de tal manera como si hubiese recibido un fuerte cachetazo, escorandose de tal manera que todos los tripulantes fuimos desplazados del lugar en que nos hallabamos posisionados. Concordando con los dichos sobre temporales en el mar, se pueden escribir mil historias distintas, y todos quienes afrontamos el incursionar en í¨ste medio llegaremos a la siguiente conclusií²n: debemos respetar los designios del terreno invadido. Mis felicitaciones a los exponentes de í¨ste maravilloso artí¬culo, haciendo propio el honor a todos aquellos tripulantes que honraron con sus vidas, el haber traspuesto la barrera de lo inimaginable, valor a todos los hombres de mar. gracias

  3. Saludos desde España. Querí­a comentar que la última foto que aparece aquí­, ésa supuestamente hecha desde una plataforma petrolí­fera y en la que se ve un barco con la proa sumergida en el agua, es un montaje fotográfico muy burdo. He cogido esta foto y, con Photoshop, la he colocado como una capa encima de otra foto en la que aparece el mismo barco, tres fotografí­as más arriba. Ajustando el tamaño, para que el barco tenga las mismas dimensiones en ambas capas, se ve claramente que las olas que envuelven el barco tienen la misma silueta en ambas imágenes, las marcas de humedad en la cubierta son las mismas, el ángulo en el que se sumerge el barco es igual…en fin, que es un montaje.

  4. son unos tarados ñor que yo estoy buscando de volcanes y me aparecen cosas de los mares q me importa eso ami me estanjodiendo posta aver si se ponen las pilas y ponen las cosas q corresponde heeeeeeeeeeeeeeee enserio bay

  5. chequen las dos imagen de los barcos que estan pasando la hola son fotomontaje jejeje les quedo genial XD

  6. Para los escepticos de siempre, aquí les envío esta dirección para observar otro caso de tormenta en alta mar, esto es por el Norte, pero para ejemplo vale. A ver si le encuentran algún truco, aparte de la posibilidad que hay hoy de trucar la realidad. Me gusta el comentario de gente que realmente conoce situaciones de navegación parecidas y que avalan lo que mostramos en fotos… Espero que tengan oportunidad de probar en si mismo las condiciones de navegación graficadas, así pueden sacarse las ganas de crítica.

    http://www.flixxy.com/fishing-boat-stormy-seas-iceland.htm

    HWB.-

  7. Estimados:
    Me animaria a ASEGURAR que las fotos empleadas, mas que nada las dos ultimas, fueron editadas.
    Es mas, hasta podria mencionar el nombre del que las edito.
    Trabaje durante mas de 15 años en el Sur y vi, les puedo asegurar, muchas tormentas.
    De las cuatro ultimas fotos, de arriba hacia abajo, la primera es el remolcador Lilen, durante la instalacion de las cabezas de pozos submarinas en Zona ARGO I y II.
    Las dos siguientes son de buques en el Mar del Norte.
    Y la Ultima es una foto editada.
    Por favor cuidado cn la informacion que se da. No confundamos a los lectores.
    Atte.

    cesar

  8. Hola, debo decirles que aun siendo ineteresantes las historias y las fotos, hay una de ellas al menos que esta evidentemente trucada…la foto que aparece el RAM subiendo una ola gigante tomada desde el costado de otro buque, está claramente “photoshopeada”; eso sin considerar las perspectivas y las distancias…..

    saludos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *