Fotografías Travel Turismo

Ojos de Mar, Tolar Grande, Salta

Son tres pequeñas lagunas celestes en medio de un salar blanco inmaculado en las afueras de Tolar Grande. Si los salares son de por sí raros, estas lagunas del color del mar Caribe, sorprenden aún más.

Para protegerlas, la municipalidad armó un pequeño estacionamiento, senderos y cartelería que explican que no sólo es peligroso acercarse al borde de las lagunas porque el terreno es frágil y quebradizo, sino que, sobre todo, es muy nocivo para el medio ambiente.

Aunque esas alturas puedan parecer un entorno poco propicio para la vida, en 2009 la investigadora del CONICET María Eugenia Farías, a cargo del Laboratorio de Investigaciones Microbiológicas de Lagunas Andinas, descubrió aquí la presencia de estromatolitos, unos microorganismos especializados en transformar el dióxido de carbono en oxígeno que datan de hace miles de millones de años.

Son invisibles al ojo humano, pero están vivos y tienen un alto valor científico.

Podríamos decir que son piedras vivas que cuando mueren pueden permanecer en el tiempo como fósiles, ya que datan de hace 3 billones de años.

Los Ojos de Mar en Tolar Grande componen uno de los paseos recomendados, a muy pocos kilómetros del pueblo. Su recorrido toma dos horas en transitarlos. Ubicados en el medio del Salar de Tolar Grande. Sin dudas es un paseo inolvidable e imperdible de la Provincia de Salta.

Los estromatolitos de Tolar Grande son los únicos conocidos en el mundo a tanta altura y es el único lugar de nuestro planeta donde coexisten estromatolitos fósiles y estromatolitos vivos.

Mirá el siguiente video, te llevamos por unos minutos a los Ojos de Mar con uno de los mejores guías de la zona. Realizar el viaje con un guía es altamente recomendado. Ellos pueden hacer de nuestro viaje algo realmente enriquezedor y movilizador.

Fotografias Guillermo Dallishaw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *