Derecho ambiental Medio ambiente Polución ambiental

Nepal lanza una operación para limpiar 10.000 kilos de basura en el Everest

El equipo de intervención está preparado para retirar también algunos de los más de 300 cadáveres cubiertos hasta ahora por la nieve y el hielo.

El equipo de barrenderos del Everest estará formado por 12 personas y trabajaran durante 45 días seguidos, a partir del 25 de abril, en la retirada de unos 10.000 kilos de basura en varios puntos de la zona de Nepal de la cima más alta del planeta. La operación contará con la ayuda del ejercito, que facilitará el traslado de la basura hasta plantas de tratamiento.

La unidad de actuación especial también está preparada para evacuar el cuerpo de varios escaladores muertos en los últimos años en la zona, hasta ahora cubiertos por la nieve y el hielo permanente o localizados en zonas de difícil acceso. Se estima que más de 300 cuerpos de escaladores están sepultados en el hielo.

El plan nepalí de limpieza del Everest 2019 fue presentado en conferencia informativa el 11 de abril en Kathmandu, en un acto presidido por tres ministros del gobierno de Nepal y representantes de las empresas privadas y organizaciones internacionales que participan en esta actuación.

“En lugar de organizar programas regulares en el Día de Sagarmatha, decidimos iniciar una campaña de limpieza masiva”, explicó el director general de Tursimo, Dandu Raj Ghimire. El comandante del ejercito nepalí Dipendra Neupane explicó que un equipo de soldados facilitará apoyo a los escaladores en la retirada de la basura. “Implementaremos un equipo en el campamento base para coordinar y brindar respuesta de emergencia”, incluyendo un equipo de rescate y un equipo médico, con un helicóptero especializado.

Dandu Raj Ghimire considera que esta será la mayor campaña de limpieza realizada hasta ahora en la zona nepalí del Everest. “Esperamos traer cientos de toneladas de basura de los campamentos más altos esta temporada”, dijo, instando a los escaladores del mundo a unirse a la noble campaña para mantener limpio el Everest.

La normativa de montaña establecida en 2014 por el gobierno de Nepal obliga a todos los escaladores que pretenden ascender el Everest que, en su viaje de retorno, transporten su propia basura y ocho kilos de residuos recogidos en su viaje; aunque la realidad es que las rutas de ascenso siguen acumulando todo tipo de residuos, según han reconocido las autoridades en declaraciones recogidas por The Himalayan Times .

Fuente: LaVanguardia

Una respuesta

  1. Fantástica acción todo se puede con determinación y amor al planeta.!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *