El clima El tiempo atmosférico

Muchas alertas, pocas tormentas

Es lo que muchos de los cordobeses se preguntan, y nada, ni una gota ¿A qué se debe? ¿Pronósticos errados o hay una explicación detrás de esto?.

En las últimas jornadas el Servicio Meteorológico emitió una serie de alertas por tormentas para el centro de la provincia de Córdoba, pero no llegaron. No así al sur y algunas áreas de las sierras, donde hubo chaparrones, incluso, granizo.

¿Qué pasa con el centro, que nos hacen el OSO?

Es así, siempre sucede que para la zona centro de la provincia nos pasan de largo, o de lado.

Más allá de reunir condiciones propicias para la lluvia, en el caso de la humedad ambiente y un escenario inestable, las lluvias tienen un comportamiento errático cuando se trata de frontales, ósea, avances de frentes fríos.

¿A qué se debe?

Más allá de las probabilidades dadas de ocurrencia de lluvias, la ubicación geográfica de la ciudad de Córdoba, empozada a un lado de las sierras, el accidente geográfico de montaña al oeste, ejercen una barrera natural, que actúan como bolsa de aire de tipo alta presiones e inhiben el paso de nubosidad, causando el debilitamiento de los sistemas de lluvias.

Las mismas sierras le restan cierto porcentaje de aire húmedo a la ciudad, y la humedad es el combustible principal para las lluvias.

La barrera natural de las sierras de Córdoba.

¿A dónde se van las tormentas?

Es por aquello que el sur provincial se queda con la mayor parte de la actividad en cuanto precipitaciones, ya que reúne condiciones tanto de terreno más optimas y el encuentro de las masa de aire (frío- cálido) es más libre, la evolución de la nubosidad mucho mas sustentos.

Como para poner un ejemplo, la zona de Río Cuarto, Sampacho, primeras áreas donde las tormentas impactan como punto principal y descargan todo, ya sea agua, granizo. Por ende, los frentes llegan debilitados a la zona centro, a modo de nubosidad y con poco potencial para generar lluvias.

¿Cuando nos favorecen las lluvias?

Para la zona centro, cuando el porcentaje de humedad es óptima, y los sistemas de precipitaciones se mueven de oeste a este, en la mayoría de los casos, prevalecen como sistemas estacionarios, regenerándose y manteniéndose por varios días, en caso de los famosos temporales de lluvias, iniciándose en zonas serranas y sosteniéndose por el microclima húmedo que esta área de la provincia proporciona.

Conclusión

Si bien los parámetros del tiempo pueden reunir los condimentos óptimos para la ocurrencia de lluvias, la geografía de una región influye de manera directa en el comportamiento atmosférico, y puede ser tanto positivo, como negativo. Por algo a Córdoba se lo conoce, como el laboratorio natural del país.

Ramón Jesús Canto (Kazatormentas)

Una respuesta

  1. Claro comentario, para aumentar mí conocimiento pedagógico, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *