Calentamiento global Derecho ambiental Medio ambiente

Montañas sin hielo, ríos sin agua y océanos sin vida

El impacto para el año 2100 será tal que obligará a millones de personas a desplazarse escapando de las consecuencias.

En un comunicado oficial, y a partir de un nuevo informe donde han intervenido más de 100 científicos, la ONU afirmó a modo de hipótesis lo que podría provocar seguir descuidando al medio ambiente:

De esta manera, la ONU sostiene que el mundo está siendo expuesto a daños irreversibles. Y que el desafío y responsabilidad de nosotros, sus habitantes, es tomar consciencia y acción a fines de evitarlo. De lo contrario, la Organización de las Naciones Unidas estima que el impacto para el año 2100 será tal que “obligará a millones de personas a desplazarse” escapando de las consecuencias.

Los expertos del IPCC prevén que glaciares en la región tropical de los Andes, Europa, África Oriental e Indonesia podría llegar a perder más del 80% de su tamaño actual para el 2100, lo que afectará el turismo y el patrimonio cultural de algunos países.

De por sí el escenario de los grandes campos de hielo resulta dramático. En efecto, esto resultará en otra gran problemática: cuando los glaciares retrocedan, se verá comprometida la disponibilidad de agua río abajo. ¿Por qué esto podría ser perjudicial para la supervivencia? Podría traer consecuencias en sectores como la agrícola y el trabajo hidroeléctrico. Panmao Zhai, uno de los miembros del equipo que realizó el informe manifestó:

Los cambios en la disponibilidad de agua no solo perjudicarán a los habitantes de esas regiones de alta montaña, sino también a comunidades situadas muchos kilómetros aguas abajo.

También, como consecuencia de la pérdida de masa de los grandes glaciares y mantos de hielo sobre las regiones polares, se acelerará la subida del nivel del mar.

La expansión del agua cálida en los océanos podría amenazar a ciudades costeras. Se estima que, durante el siglo XX, el nivel del mar ha aumentado su nivel mundial en unos 15 centímetros. No obstante, cada vez aumenta con mayor frecuencia: al menos 3,6 milímetros por año y seguramente la tasa de porcentaje siga incrementándose.

Siguiendo estas estadísticas registradas, para la ONU el aumento del nivel del mar podría superar los 60 centímetros para el año 2100. Si no se logra reducir los gases de efecto invernadero, y las emisiones continúan como van actualmente, los científicos prevén que un crecimiento del nivel de mar de más de un metro.

Como si fuera un efecto dominó, esto también generará mayor posibilidad de exposición a eventos y catástrofes naturales como inundaciones, mareas altas y tormentas intensas. Esto podría considerarse un desenlace fatal ya que algunas zonas enteras entrarían en zona de riesgo para ser habitables.

El calentamiento global afectará también a la temperatura de los océanos, los cuales absorberán entre 2 y 4 veces más de calor que la variable actual. El calor de mar tendrá impactos negativos para el suministro de oxígeno y nutrientes para el ecosistema marino, corriendo peligro sus especies.

Vía: Noticiasambientales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *