Medio ambiente Polución ambiental

Montañas Azules, un paraíso perdido en Australia

La Wikipedia y las principales guías de viajes de todo el mundo mantiene de la descripción de la Montañas Azules (Blue Mountains) como atractiva región escapada y de gran riqueza natural situada al oeste de Sídney, en Nueva Gales del Sur (Australia), famosa en todo el mundo por sus “espectaculares paisajes, que incluye acantilados gigantescos, bosques de diversas especies eucaliptos, cataratas y cuevas”.

Los incendios de los últimos meses han cambiado buena parte de este paisaje. Según algunos expertos, el 80% de la vegetación de las Montañas Azules ha quedado calcinado y también se ha perdido la inmensa mayoría de su fauna.

Trabajos de protección de la zona conocida como 'Dinosaur trees', de un valor natural incalculable
Trabajos de protección de la zona conocida como ‘Dinosaur trees’, de un valor natural incalculable (HO / AFP)

Las lluvias que han caído estos últimos días en Australia han ayudado a ralentizar el avance de los incendios forestales pero deberán pasar muchos años para que se recuperen zonas naturales como las Montañas Azules, parcialmente incluidas por la Unesco en catálogo de Patrimonio de la Humanidad (en concreto, la zona conocida como Greater Blue Mountains Area).

Las lluvias de los últimos días, ”no han extinguido todos estos incendios, pero los ha retrasado y creo que eso nos ha dado un gran impulso moral”, ha dicho este viernes el comisionado adjunto del Servicio Rural de Bomberos, Rob Rogers, que forma parte de esos más de 3.000 bomberos que actualmente están desplegados en el sur de Australia, según declaraciones recogidas por DPA.

(SAEED KHAN / AFP)

Rogers ha explicado que esperan que las lluvias previstas para este fin de semana en Nueva Gales del Sur ayuden a paliar un poco la situación en ese estado, el mas perjudicado por los incendios y con “áreas de mayor dificultad de acceso”.

Pese a la difícil situación, Rogers ha informado de que actualmente siguen activos 80 incendios a lo largo y ancho del estado de Nueva Gales del Sur, aunque todos ellos estaban en los niveles más bajos de alerta.

Australia ha atravesado condiciones climáticas extremas, con previsiones que en ocasiones superaron los 40 grados centígrados y vientos de hasta 90 kilómetros por hora en muchas áreas rurales, situaciones que han dificultado la extinción de unos fuegos que ya han devorado unas 10 millones de hectáreas en todo el país y han provocado la muerte de una treintena de personas y daños valorados en millones de dólares, así como la devastación de la genuina biodiversidad del país.

En un reportaje de Lisa Cox y Nick Evershed publicado en The Guardian / Australia se recogen datos en que los expertos calculan que “al menos el 80% del área del patrimonio mundial de las Montalas Zaules y más del 50% de las selvas tropicales del patrimonio mundial de Gondwana se han sido calcinadas en la actual crisis de incendios forestales de Australia”.

“La magnitud del desastre es tal que podría afectar la diversidad de eucaliptos por los cuales se reconoce el área del patrimonio mundial de Montañas Azules”, ha explicadoo John Merson, director ejecutivo del Instituto de Patrimonio Mundial de las Montañas Azules. JEC

Vía: lavanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *