Curiosidades y rarezas Fotografías

Luna llena desde Madrid, España

La Luna llena y las Cuatro Torres (Madrid, España). 5 de marzo de 2015. Ahora, ¿por qué la luna se ve de color amarillenta?

Es un fenómeno que se repite con cierta frecuencia. La Luna amarilla no es algo extraño, aunque lo normal es verla grisácea o completamente blanca y brillante. Habría varias explicaciones a los colores de la Luna.

Luna color

 

En primer lugar, cabe destacar el cómo nuestros ojos y nuestro cerebro percibe la luz. En principio, el color real de la luna es oscuro, amarillento en algunas zonas, dependiendo de la composición química de su suelo. Así, fundamentalmente lo que determina el color de la superficie lunar son los contenidos de hierro y titanio.

¿Que sucede entonces con la variación en la coloración de la Luna?

Pero la luna está iluminada por el Sol, de ahí que los colores difieran en función de cómo los rayos inciden sobre su superficie. Las regiones que tienen una baja reflectancia son aquellas que contienen cantidades relativamente altas de óxido de hierro. Las que tienen más contenido de óxido de titanio reflejan incluso menos la luz, por lo que incluso el color se puede percibir más azulado.

Luna Amarilla 2

Por otro lado, el contraste con el oscuro del espacio hace que  la percibamos más brillante y blanca. Cuando nos fijamos en  la luna de día, el ojo percibe mejor el fondo azul del cielo, de  modo que el cerebro piensa que la luz es azul. Cuando se mira  a la luna de noche, el cerebro tiene más dificultad para  hacerse una idea de qué color es la luz.

 


Crédito fotográfico : Javier Martínez Morán
Vía: teinteresa-ciencia

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *